La Marea y el PP mantienen el pulso y suben a once concejales mientras el PSOE se hunde

Ferreiro se haría con un 11 % del voto de socialistas y BNG y los populares tienen el electorado más fiel

Estimación de voto en A Coruña.$pieImg Estimación de voto en A Coruña

a coruña/ la voz 14/05/2017 09:30 h

La mayoría absoluta no se atisba. Cambios en la orientación del gobierno, tampoco. Aunque con la corporación atomizada en cinco grupos políticos, las preferencias electorales de los coruñeses se polarizan en la Marea y el PP, con un empate a once concejales -uno más que ahora-, pero con una ventaja en estimación de voto de algo más de un punto y medio para la formación del gobierno local. La encuesta de Sondaxe, realizada en A Coruña entre los días 5 y 11 de este mes, constata el hundimiento del PSOE, que sigue perdiendo apoyos y se queda con tres concejales, la mitad de los que tiene ahora. Con un BNG estable (un acta), el sondeo da entrada a Ciudadanos, con un único edil.

Dos años de gobierno en minoría y el suspenso que los ciudadanos otorgan al alcalde y su gestión no pasan, sin embargo, factura a la Marea. Al contrario, la formación del alcalde Xulio Ferreiro se haría hoy con el 36,4 % de los votos, casi seis puntos más de los que obtuvo en las elecciones de mayo del 2015 y que es prácticamente clavado al porcentaje de sufragios (5,8 %) que se deja el PSOE en el camino desde entonces. Una explicación está en el trasvase hacia la Marea Atlántica de votos del PSOE y el BNG, las dos formaciones que, aun sin entrar en el gobierno, facilitaron la investidura de Ferreiro y han basculado entre comportamientos de oposición y de sostén del gobierno local. Un 6,7 % de los votantes del BNG en el 2015 y un 4,7 % de los socialistas se irían ahora a Ferreiro, que cuenta con un electorado bastante fiel (el 63,7 %). La Marea cedería un 3,3 % de los votos, repartidos a partes iguales entre las otras tres formaciones, y un apreciable 4,4 % de descontentos se van al voto en blanco. Uno de cada cuatro siguen indecisos.

Los votantes más fieles vuelven a ser los del PP. Más de ocho de cada diez se quedan con la opción elegida en el 2015, pero no araña apoyos a ninguna otra opción. Los que pierde se van a Ciudadanos y a la abstención. El avance del PP, con un 34,4 % del voto, casi tres puntos más que en la encuesta de enero y cuatro sobre las municipales, y la entrada de Ciudadanos refuerza el bloque de centroderecha, aunque aún suma tres concejales menos que el de izquierdas.

Con un 36 % de indecisos, a todos los partidos se les fugan papeletas a la abstención

Si las elecciones locales se celebrasen hoy, la abstención sería ligeramente menor que en los comicios del 2015, cuando rozó el 40 %. La encuesta de Sondaxe refleja que a estas alturas hay un 34,6 % de consultados que o están indecisos sobre el sentido de su voto o no quieren decir por qué opción se inclinan. Es un porcentaje muy elevado que, además de poner de manifiesto el limitado grado de motivación de los ciudadanos logrado por los partidos, puede determinar que, la decisión final a la hora de votar varíe sustancialmente el panorama político que permite dibujar la encuesta.

La abstención es un refugio elegido en estos momentos por votantes descontentos con todas las fuerzas políticas de la corporación local. En el estudio pormenorizado del trasvase de voto de unas opciones a otras con respecto al recuerdo de voto en el 2015, se aprecian porcentajes significativos de fuga de sufragios hacia la abstención. Los más abultados están entre antiguos votantes del BNG y del PSOE, con el 6,7 y del 4,7 %, respectivamente. Los votantes del PP en el 2015 que ahora optarían por quedarse en casa suman un 3,7 %, y los de la Marea, un 2,2 %.

Votación
1 votos
Comentarios