Ferreiro y su gobierno se van al teatro

El ejecutivo de la Marea reitera en el Rosalía que quiere pactos sobre la movilidad, el puerto y el área metropolitana, pero no concreta sus proyectos para esos asuntos

.

a Coruña / La Voz

A las siete de la tarde, a la derecha de la entrada del Teatro Rosalía, colocados en línea como en el clásico besamanos, los diez ediles del gobierno local fueron recibiendo a los asistentes: algunos militantes de Marea, funcionarios municipales, muchos vecinos y presidentes de asociaciones. Llenaron el patio de butacas y la mayor parte de los palcos bajos, quedaron vacíos los altos y los gallineros. Durante una hora y cuarenta minutos, a oscuras y en medio de un silencio que solo se interrumpió con aplausos más o menos moderados cuando cambiaba el orador, escucharon al alcalde, Xulio Ferreiro, que ejerció de maestro de ceremonias, y a los concejales Silvia Cameán (Servicios Sociales), María García (Medio Ambiente), Xiao Varela (Urbanismo), Daniel Díaz (Mobilidade) y Claudia Delso (Participación). Todos ellos, los que hablaron y los que no, esperaron sobre el escenario, sentados en muebles de moderno salón de estar. Cerró el acto Ferreiro, que planteó los grandes temas que motivaron la convocatoria: el futuro de los terrenos portuarios, de la movilidad urbana y la formación del área metropolitana.

Sobre el Puerto, insistió en que los convenios del 2004, que prevén financiar el puerto exterior urbanizando los muelles interiores levantando espacios públicos, centros comerciales, hoteles y miles de viviendas, son una «hipoteca» que hay que «cambiar por completo», un proyecto «fóra de tempo e de escala». ¿Cuál es la alternativa? Como criticaron los portavoces de la oposición, con los que se reunió la semana pasada, no planteó ninguna concreta. Pero insistió en que hace falta un «pacto para rescatar a cidade» de esa hipoteca. Propuso que el Puerto mantenga usos productivo, pero no especificó cuáles.

También planteó que hay que llegar a un pacto para la «mobilidade sostible», que debe pasar por plantear alternativas al coche como el transporte público y «seguramente o tren de cercanías». Como denunció la oposición hace una semana, pero no se entró en detalles concretos.

Sobre el otro asunto clave, el área metropolitana, tampoco informó al detalle o marcó un calendario. Sí anunció que se abrirá «un debate con todos os concellos [da comarca], todos os partidos e toda a cidadanía». Ese «proceso participativo», que tampoco se concretó más, lo emularán todos los municipios de la zona.

Renta social e intermodal

Hubo más indefiniciones. En la presentación, el alcalde destacó la renta social como una medida que «xustifica un mandato», de la que ya disfrutan «algúns coruñeses e coruñesas», la última cifra oficial, publicada en diciembre del año pasado, era que se había dado una de esas ayudas.

El regidor destacó que han «desbloqueado» la construcción de la intermodal y la reforma de Alfonso Molina. Pero para levantar la estación el Ayuntamiento, Fomento y la Xunta aceptaron una solución que planteó la Consellería de Infraestruturas. En el caso de Lavedra, fue el gobierno local el que puso peros al proyecto inicial de Fomento con el fin de mantener el ancho máximo actual, aunque finalmente se aceptó casi en su totalidad el plan de ampliación del ministerio.

Los concejales, en sus intervenciones, fueron más concretos. Silvia Cameán desgranó incrementos de fondos en su concejalía, como un 13,23 % más para las escuelas infantiles, o la flexibilización de las condiciones para acceder al bonotaxi. María García anunció la puesta en marcha de un programa de limpieza y mantenimiento de los barrios que persigue el mismo objetivo que el plan RUA del PP, pero con una aplicación «máis equitativa». Además, anunció que se plantarán 1.500 árboles en la ciudad en los próximos dos años. Xiao Varela advirtió que no son necesarios nuevos desarrollos urbanísticos ya que hay demasiadas «vivendas baleiras», y destacó que destinarán 2,2 millones a ampliar el parque de vivienda municipal. Daniel Díaz Grandío anunció la creación de 11 nuevas paradas de BiciCoruña, los carriles bici de Matogrande a la Palloza, de A Pasaxe a la Marina, y de Catro Caminos a Salgado Torres, o la construcción de la anunciada senda peatonal por Monte Alto. Finalmente, Claudia Delso dijo que mantendrán los programas participativos y estrenarán más.

El alcalde destacó que el objetivo de esas actividades es «o emponderamento da veciñanza para avanzar noutros modelos de gobernanza». E insistió en que esas medidas citadas, y las realizadas hasta ahora, que desgranó al inicio del acto, forman parte de un plan concreto que bautizó con el nombre de Coruña Próxima.

Votación
6 votos
Comentarios