«Reducir las horas de trabajo es imprescindible»

El estrés laboral es de lo más común, incluso en las profesiones más idílicas. En muchos casos, porque los trabajadores asumen roles que no les corresponden. La psicóloga Ana Hervada habla de este delicado asunto.

.

05/03/2017 05:30 h

Todos somos susceptibles de sufrir estrés laboral. Esto es algo que a pocos se les escapaba. Sin embargo, paradójicamente, la psicóloga sanitaria y laboral Ana Hervada, responsable del centro Hervada psicólogos, en A Coruña, explica que en cuanto al desgaste profesional, «son aquellas personas que eligen trabajos más vocacionales, como los relacionados con el ámbito sanitario, la educación o la administración pública, quienes tienen una mayor tendencia a sufrir lo que se conoce como burnout». Pero como casi todo tiene arreglo, parte de la solución a la hora de prevenir los síntomas derivados del estrés en el trabajo pasa por reducir la autoexigencia. Aunque otro tanto depende de «una correcta gestión de equipos y una organización adecuada a nivel empresa».

 -Por lo general, los trabajadores cada vez pasan más horas en la oficina y tienen más roles que asumir. ¿Pasan factura los nuevos modelos de empleo?

-Sí. Más que el tipo de trabajo en sí, lo que influye a la hora de encontrarnos bien en el trabajo y no sufrir estrés son factores externos, como que nos exijan responsabilidades excesivas y se produzca un desequilibrio entre la demanda que tenemos y los recursos con los que la podemos afrontar. Un contexto laboral en el que te rodeas de personas tóxicas o las malas relaciones interpersonales también pueden generar estrés. Por otro lado, sí que hay personas que tienen predisposición a estresarse más por autoexigencia o por una falta de motivación, por ejemplo, pero esto se relaciona más con cómo afronta uno el trabajo que con dedicarse a un sector determinado u otro.

-Sin embargo, sí comenta que en cuanto al desgaste profesional, hay profesionales de determinados sectores que lo sufren más.

-Claro, es diferente el desgaste profesional o “burnout”, que implica una respuesta prolongada en tiempo de estrés y suele estar relacionado con factores emocionales e interpersonales del trabajo.

Suele producirse en profesiones que uno ha elegido libremente, es decir, son más vocaciones que obligatorias. Los profesionales relacionados con el mundo sanitario, la educación o la administración pública son los más propensos a sufrir este trastorno porque están en contacto con personas con problemas y suelen ser ellos los que deben solucionarlos. Es importante tratar el “burnout”, ya que puede acarrear efectos físicos y psicológicos que deriven en depresión, pérdida de energía, despersonalización...

-Y en cuanto al género, ¿tienen más predisposición a padecer estrés en el trabajo los hombres o las mujeres?

-Diría que las mujeres entre 35 y 45 años son las que más estrés sufren en el ámbito laboral. Muchas tienen horarios de trabajo que no pueden compatibilizar con su vida personal, creen que no tienen tiempo para ellas y además, en muchos casos, no se sienten realizadas.

-¿Qué tiene que cambiar para que los trabajadores vean reducido su nivel de estrés laboral?

-Que no se alarguen tanto las jornadas laborales. Estamos muy acostumbrados a trabajar más horas de las que tenemos que hacer y que no pase nada, cuando hay que resaltar que no por hacer más horas se rinde más. Por otro lado, es muy importante que el líder genere un ambiente de confianza desde la motivación y deje claras sus funciones a cada empleado. La organización tiene que comprobar que las exigencias que se les pide a los trabajadores son compatibles con los recursos y debe favorecer el desarrollo de la carrera personal de cada uno.

-Deme alguna clave para controlar este tipo de estrés.

-Asumir que no siempre podemos controlar los factores externos, aprender a ser asertivos, es decir, saber decir no, y saber priorizar.

Votación
5 votos