La Cátedra de Cultura Científica de la Universidad del País Vasco ganó el premio Prismas

Foto de familia con todos los premiados de este año.
Foto de familia con todos los premiados de este año.

a coruña / LA VOZ

Ser pionera en su categoría y desarrollar un amplio programa de actividades e iniciativas de divulgación científica desde el ámbito universitario público fueron dos de las razones por las que el jurado de los premios Prismas Casa de las Ciencias decidieron entregar su galardón de este año a la Cátedra de Cultura Científica de la Universidad del País Vasco, cuyo responsable recogió ayer los 5.000 euros del galardón de manos del alcalde Carlos Negreira. Además, en esta vigesimoséptima edición también se destacó la trayectoria de otros ochos trabajos, empezando por el mejor vídeo destinado a la divulgación científica, cuyos 4.000 euros fueron para la producción de Arturo Menor Campillo, Wildmed, el último bosque mediterráneo. En esta categoría recibió una mención honorífica Montañas de agua, ¿qué está pasando con los ibones?, de Alfonso Pardo.

El reconocimiento al mejor sitio web de divulgación científica fue para Agencia SINC, de Esperanza García Molina, que se llevó 4.000 euros, la misma cantidad que el periodista Antonio Alfredo López Mariño por su artículo La rectora Isabel, al descubierto. El libro Donde el día duerme con los ojos abiertos, escrito por Toni Pou para la editorial Anagrama fue premiado con un Prisma de Bronce, que también recibieron el programa de radio Un protozoo gigante en la costa murciana, de María Josefa Moreno (4.000 euros); al igual que el espectáculo de artes escénicas Mensaje de Chuck Norris: no te metas a científico, por favor te lo pido, de Arturo Quirantes; y el texto inédito El encantador de serpientes, de David González Lara.

Votación
4 votos