Melancolía pop con barniz electrónica

La Dance actúa esta noche en el Garufa Club


Aunque sus componentes no saben explicar el porqué, lo cierto es que La Dance transmite una constante sensación de melancolía. Todo —las voces, las melodías y hasta la portada del disco con una vieja noria vacía— se encamina en esa dirección. «Puede ser algo que nos caracterice, porque en el primer cedé ya nos pasaba», admite Paula Pérez, la vocalista del grupo. «En el futuro a lo mejor cambia, porque ya estamos preparando un trabajo un poco más tipo americano y más orgánico», adelanta Ana Pérez-Urría, la bajista.

Eso vendrá en un siguiente paso. Ahora toca llevar al escenario las canciones de Ciclosférico, un disco grabado por ellos mismos y que responde a un concepto totalmente cerrado. «Se titula así porque la dinámica del disco, con una introducción y una coda, consideramos se ajusta a esa idea». La principal novedad esta vez se encuentra en el protagonismo de la electrónica. «No fue algo preconcebido, a media que nos fuimos juntando empezamos a meter bases electrónicas», explica Ana. «La forma de componer empezó a cambiar», añade Paula.

El resultado es un sonido de ramalazo indie que, a veces podría recordar, a los primeros Nadadora. «Los conozco, pero la verdad es que no es nada intencionado. Es muy difícil para nosotros dar unas referencias claras porque aquí cada uno escucha una cosa», señala Paula. Y Ana pone un ejemplo clarificador: «El batería escucha heavy y la teclista viene de la música clásica». Pues en los ocasionales guitarrazos semimetálicos de sus canciones y esas cataratas de piano a lo Coldplay se pueden encontrar las consecuencias de esas filias.

A Coruña, influencia clave

A todos les gusta Wilco. También Radiohead. Pero, de manera especial, A Coruña. Sí, la ciudad ejerce gran influencia en La Dance. «Somos todos de aquí y nos gusta que se note», subraya Ana. En el videoclip de Plan B se puede ver a Paula estática cantando en unas abarrotadas calle Real y Riego de Agua. Y en la letra de Sálvame salen citados el Jardín de San Carlos y el Puerto, así como locales de copas míticos entre melómanos como el Tribeca o La Velvet.

«Ahora queremos tocar en directo lo más posible», señala Paula que advierte de lo especial de la noche de hoy: «Ya hemos dado algún concierto, pero esta será, por decirlo de algún modo, la presentación oficial».

Garufa Club

Horario: 22.30 horas.

Entradas: 5 euros (anticipada) y 7 (taquilla)

Votación
2 votos