La Xunta ofrece a Aurelia Rey un piso de alquiler social en Mesoiro y otro en Eirís de A Coruña que ella rechaza

El abogado avisa de que su representada «tendrá que abandonar» su actual vivienda. El colectivo Stop Desahucios teme que la policía vuelva en cualquier momento y mantendrán turnos en el portal

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

A última hora de la mañana un representante del Instituto Galego da Vivenda e Solo se personó en la vivienda de Aurelia Rey para ofrecerle una solución. La oferta consistía en una vivienda con alquiler social en el barrio de Novo Mesoiro y otra en Eirís. Así lo confirmó el abogado de la inquilina, Antonio Vázquez, que informó de que ella ha rechazado la oferta. También indicó que su representada debe hacerse a la idea de salir de su casa. «No entra dentro de la órbita de lo posible que mi representada continúe en la vivienda. Ella asume que tendrá que abandonarlo porque así se lo he comunicado yo», dijo el letrado.

El letrado apela a la gran distancia que existe entre las viviendas ofertadas y su piso actual. Aurelia Rey considera que ella tiene derecho a permanecer en su apartamento sin tener que desplazarse a las afueras de la ciudad. Además el abogado apeló al arraigo de la mujer en el barrio tras más de tres décadas de residencia ininterrumpida en él.

Por otra parte, los integrantes de Stop Desahucios inician ahora una asamblea a micro abierto en plena calle para estudiar la estrategia de los próximos días. Dicen que «la policía puede volver en cualquier momento» y piden la colaboración de la ciudadanía para mantener la presión. «Solo se ha ganado una batalla, todavía no se ha ganado la guerra», afirmaban.

El abogado de Aurelia Rey, Antonio Vázquez, descartaba antes que se produzca esta semana una nueva intervención judicial. «La ejecución del desahucio está en stand by y no se hará hasta la semana que viene», señaló tras reunirse con ella para informarle de las últimas novedades. «A lo mejor podría ser la semana que viene, todo depende de que tenga hueco en la agencia prevista», añadió.

Durante más de una hora tres integrantes de Stop Desahucios han estado reunidos con el representante de la familia propietaria del piso de Aurelia Rey.

Por otra parte, también se negocia desde el Valedor do Pobo con el Ayuntamiento. Fuentes de Servicios Sociales señalan que sigue abierta la posibilidad de la residencia de mayores, que consideran como la más adecuada. De todos modos no se descartan otras opciones.

Stop Desahucios pide que siga la presión social en el caso Aurelia Rey. De hecho han abierto una lista para apuntarse a los turnos de guardia y plantean para esta tarde una asamblea para estudiar los pasos a a seguir. En el interior del edificio unas ocho personas permanecen en el portal. Arriba, en la novena planta, cuatro activistas de Stop Desahucios acompañan a Aurelia Rey.

Por el momento, no se mueve un papel en los Juzgados sobre el caso de Aurelia Rey, la anciana de 85 años amenazada de desahucio. Existe una sentencia firme y con orden de ejecución del juzgado de primera instancia y ratificada por la Audiencia que obliga al desalojo. En un intento desesperado, el abogado de la demandada presentará esta mañana un escrito para intentar retrasar una nueva orden de desalojo. Fuentes judiciales indican que de nada servirá cualquier recurso, pues el proceso está agotado, sin posibilidad alguna de apelación. En cualquier momento puede dictarse una nueva orden de desalojo.

Mientras tanto la ciudadanía sigue respaldando a Aurelia Rey, la anciana de 85 años de A Coruña sobre la que pesa una orden de desahucio. Ayer la presión popular consiguió paralizar el desahucio en dos ocasiones y hubo incidentes con la policía. Desde primera hora de hoy, alrededor de unas 200 de personas se concentran delante de su portal con el objetivo de impedir la acción policial, en el caso de que esta se produzca.

El portavoz Stop Desahucios explicó en el lugar de la concentración, la calle Padre Feijoo que, por cuestiones administrativas, en esa zona solo se producen lanzamientos los lunes y miércoles. Hoy no se espera que se vaya a producir ningún intento de desahucio de Aurelia Rey, pero anuncian que se van a quedar haciendo turnos y yan vuelto a colocar una cadena a la puerta del edificio donde reside la anciana.

Entre el nutrido grupo que se concentra en la céntrica calle de A Coruña están de nuevo el portavoz parlamentario del BNG, Francisco Jorquera, el portavoz del BNG, Xosé Manuel Carril, las concejalas Avia Veira y María Xosé Bravo, así como el concejal de Esquerda Unida, César Santiso, que luce una muñequera tras el forcejeo de ayer con la policía, y los concejales socialistas, Yoya Neira y Jesús Fernández.

Feijoo: «Traballamos para que a Aurelia non lle falte un fogar»

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, habló sobre el tema del desahucio de Aurelia Rey en una visita a A Coruña. «Nós comprendemos perfectamente o dramatismo da situación pola idade da persoa afectada e estamos traballando en colaboración co concello da Coruña desde onte, para coordinar as accións entre os Servizos Sociais que coñecen con detalle a situación de Aurelia e o Instituto de Vivenda e Solo. Non podemos modificar as sentenzas xudiciais, non son competencia do goberno, pero estamos traballando para que a Aurelia non lle falte un fogar digno onde vivir de forma inmediata», recalcó, según informa Ana Lorenzo.

El delegado del Gobiereno en Galicia, Samuel Juárez, negó que la actuación policial de ayer

fuese «desproporcionada, sino todo lo contrario, fue proporcional». Además añadió que «era la necesaria y que si hubo violencia fue primero por parte de los manifestantes que impidieron a los agentes policiales de desarrollar su labor». También recordó que se trataba de una manifestación ilegal, sin permiso de la Delegación del Gobierno.

Por su parte, el alcalde de A Coruña, Carlos Negreira, insistió en que desde el Ayuntamiento creen que la mejor opción es el traslado de Aurelia a una residencia de ancianos, pero que no quieren coartarle su libertad e hizo especial hincapié en que no se trata de una cuestión política, y que es un problema entre particulares y no debería politizarse, según informan Fernando Molezún y Xosé V. Gago.

Carril explicó en declaraciones al programa Voces de A Coruña de Radio Voz, que «estou un pouco mazado, pero ben. Estamos agardando acontecementos». El portavoz nacionalista en el juzgado mostró desconfianza con que puedan acudir o no los funcionarios del juzgado para ejecutar el desahucio de Aurelia Rey, «se che falo con franqueza, non me fío nada, onte teóricamente tamén había unha suspensión e cando marchamos viñeron», explicó. Además añadió «a sentenza pode cumplirse, pero hai mecanismos alternativos para que a xustiza poida cumplirse para ambas partes, non é o mesmo a legalidade que a xustiza, todos entenden que esto é un acto inxusto, non entran en valoracións de se é legal ou non».

Por su parte, el otro concejal que se enfrentó ayer a la policía condenó la acción de las fuerzas de seguridad. «Estou un pouco magullado -luce una muñequera en una mano- o de onte foi bastante duro, grotesco, a actuación policial foi desmedida e non correspondía».

Un grupo pasó la noche en el portal

Un grupo de Stop Desahucios han pasado la noche en la calle Padre Feijoo de A Coruña para evitar por tercera vez que Aurelia Rey sea desalojada de la que ha sido su casa durante años. La anciana de 85 años tiene un impago por alquiler que abonó más tarde, pero que no ha impedido que haya una orden desahucio sobre ella.

La presión ciudadana logró ayer por la mañana paralizar la orden judicial, después de que se vivieran momentos de tensión, con los activistas de Stop Desahucios por los suelos y tras la negativa de los bomberos a intervenir. Los momentos más tensos se vivieron alrededor de las dos de la tarde, cuando se produjeron incidentes entre la policía y los manifestantes que aún estaban concentrados en la calle Padre Feijoo. Entre los protagonistas de los incidentes estaban varios concejales del Ayuntamiento de A Coruña.

El pasado sábado unas 300 personas cortaron la calle pidiendo que se paralizara la orden de desahucio de la anciana, que reside sola y que ha rechazado irse a una residencia. El viernes pasado, Aurelia Rey era tajante con el conflicto por el piso en el que vive. «Teño todo pago» afirmaba, mientras decía que no abandonará su casa.

El tercer intento por parte de las autoridades de sacar a Aurelia de su casa está previsto para hoy martes, por lo que miembros del colectivo han pasado la noche allí y otros ya se han concentrado desde primera hora de la mañana.

Más información Selección realizada automáticamente