El Coliseo de A Coruña reducirá su aforo a 8.500 personas todo el 2013

La precaución y la tragedia del Madrid Arena ha llevado al Ayuntamiento a recortar 2.000 plazas

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Finalmente será 8.500 el número de espectadores máximo que acogerá el Coliseo este año. En una reunión entre representantes del IMCE, Seguridad Ciudadana e Infraestructuras se ha llegado a la conclusión de que esa es la cifra más adecuada para afrontar con todo tipo de garantías la inminente temporada de conciertos. En principio, se había barajado fijarlo en 9.000. Se entendía que con ese volumen de público no deberían registrarse problemas. Sin embargo, al final se ha optado por una opción aún más prudente, dejando en 8.500 el tope de público.

De este modo, el Ayuntamiento pretende responder a la alarma social creada por el caso del Madrid Arena. Sin que se llegase a producir ningún incidente, en el recital de Extremoduro de septiembre del año pasado sí se habían detectado algunos problemas. La muerte, días después, de cinco chicas en aquella fiesta de Halloween en Madrid activó todas las alarmas. La alcaldía ordenó una revisión a fondo de todos los edificios municipales que alberguen espectáculos.

Por sus dimensiones, el Coliseo fue el primero de la lista. Si en diciembre se dio la orden, en enero se elaboraron los pliegos de contratación y, poco después, se adjudicó el nuevo plan de seguridad a la empresa madrileña Eptisa. Ahora esta tiene un calendario de actuaciones cuya acción más inmediata pasa por la determinación en marzo de medidas de seguridad urgentes, siempre y cuando sean necesarias. Todo para que el 13 de abril esté todo listo para el primer concierto de la temporada, el de Melendi. Luego, ya vendrá un plan más en detalle, planteando obras. Con estas se podrá retornar al aforo máximo de 10.500 que regía hasta ahora.

Curiosamente, el evento del asturiano apunta al lleno total. A excepción del de Extremoduro, se trata de algo que no se producía desde hacía cinco años. Pocos grupos nacionales pueden registrar una marca así en la actualidad. Ni siquiera Alejandro Sanz, que otrora agotaba todos los tiques. Ahora las previsiones para su recital del 15 de junio apuntan a 5.000 personas.

Dentro del elenco de artistas internacionales que últimamente actúan en A Coruña los 8.500 tampoco plantean mayor problema. Lenny Kravitz se quedó en 8.000 personas en el 2012. Y la tripleta de Judas Priest, Motörhead y Saxon, en algo más de 7.000 en el 2011. Para encontrar aforos por encima de los 10.000 espectadores hay que remontarse en el tiempo. Dejando al margen casos como el de Juan Luis Guerra (15.000 personas bailando en las escaleras y pasillos), grupos como Iron Maiden, Sting, Van Morrison o Neil Young los alcanzaron.

Saber más...