Expocoruña seguirá en pérdidas pese a recortar en personal y ferias

El recinto ferial prevé un desfase de 831.000 euros el año que viene

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Expocoruña sigue abonada a los números rojos. Ni el cambio en la gerencia del recinto ferial, donde el ingeniero Santiago García-Poveda sustituyó a Ana Montes, cesada hace ahora un año, ha conseguido revertir la senda de pérdidas por la que transita el edificio desde que echara a andar hace casi cinco años.

Así, según figura en el presupuesto del Instituto Ferial de A Coruña, que acompaña los Orzamentos de la Xunta para el 2013, la entidad prevé cerrar este ejercicio con unas pérdidas de 881.000 euros, un resultado que solo tendría una lectura positiva, que es que se reduciría a la mitad el desfase del año pasado, cuando los números rojos escalaron hasta los 1,7 millones de euros. Y las perspectivas para el año que viene no son mejores: apenas se enjugarán un 5 % de las pérdidas, que rozarán los 840.000 euros.

Y eso a pesar de que la nueva gerencia del recinto ferial se ha aplicado ya a la tijera. Durante este año se ha prescindido de contratas como las de comunicación, diseño gráfico, así como suscripciones y personal externo. De esta forma, se redujeron los gastos de personal un 18 % y los servicios exteriores en un 51 %. Y la política se seguirá a rajatabla el próximo año, cuando la inversión en personal caerá otro 9 %.

No son los únicos recortes. La nueva gerencia del recinto ha decidido prescindir también de eventos tradicionales en Expocoruña, como el DaisyMarket o B-web, alegando que eran deficitarios. En su análisis de la situación, justifican las continuas pérdidas del recinto en que la actual situación económica hace que los operadores contraten menos eventos y que los que se programen tengan menos días.

Tras alertar de la burbuja de recintos feriales, la dirección del centro advierte también de un «aumento progresivo da morosidade». Por todo ello, asegura que el esquema de trabajo para el 2013 pasa por «comercializar todos os espazos», fomentar el uso del edificio para actividades que no sean feriales y garantizar ingresos estables contratando eventos de larga duración.

Saber más...