El Ayuntamiento aprueba las ayudas para rehabilitar 623 viviendas en tres barrios

La actuación incluirá la reurbanización de Palavea, Mariñeiros y el Birloque y estará cofinanciada por el Gobierno y la Xunta


A Coruña / la voz

La junta de gobierno local aprobó ayer la adhesión del Ayuntamiento al convenio que permitirá rehabilitar un total de 623 viviendas en Palavea, Mariñeiros y el Birloque. En total, la actuación dispondrá de un presupuesto de 2,2 millones y estará cofinanciada por la Secretaría de Estado de Vivienda y el Instituto Galego da Vivenda e o Solo, que aportarán 876.000 euros cada uno (el 80% del total), mientras que el Ayuntamiento aportará el 20% restante, 438.000 euros.

Las subvenciones, a fondo perdido, cubrirán hasta un 80% del proyecto de reforma presentado por la comunidad de vecinos de cada edificio, que será visado por los técnicos municipales para determinar si se ajusta a las bases de la convocatoria. El concejal de Rehabilitación, Mario López Rico, subrayó ayer que «o máis habitual é que os proxectos que se presentan incidan na mellora dos elementos comúns dos edificios, na súa edificabilidade e no acondicionamento térmico e acústico». El concejal apuntó que, en el caso de Mariñeiros y Palavea, con 295 y 288 viviendas a rehabilitar, respectivamente, el convenio entrará en su segunda fase, mientras que para los 40 inmuebles del Birloque será la primera oportunidad de acceder a las subvenciones.

Los propietarios que estén interesados en rehabilitar sus bloques pueden solicitar ya las ayudas, explicó ayer López Rico, que subrayó que el Ayuntamiento coruñés «é o único de toda Galicia que vai adiantando os cartos, no resto entréganse ao final da rehabilitación, polo que os particulares non contan só cunha subvención do 80% senón que non teñen que ir aportando cartos».

Junto a la rehabilitación de los inmuebles, las ayudas aprobadas ayer permitirán también reurbanizar los entornos de los tres barrios, con un presupuesto total de 730.000, un tercio del total del convenio. Con todo, esas obras no empezarían hasta el 2013, según la programación detallada ayer por el Ayuntamiento, que reserva este año para preparar los proyectos y estudiar las solicitudes presentadas. En el 2012 se empezarían los trabajos y se adelantaría el 50% de las subvenciones a los particulares, un pago que se completaría junto a la contratación de las obras de urbanización, que finalizarían en el 2014.

López Rico indicó que la elección de estas zonas como objetivos del plan de rehabilitación se produce porque «estes grupos de vivendas cumpren xa máis de 50 anos e os seus propietarios vense xa obrigados a facer reformas polo propio estado do edificio e para pasar a inspección técnica».

2.200.000 ¤

Importe presupuestado

Xunta y Gobierno aportarán un 40% cada uno y el Ayuntamiento el 20% restante

Votación
2 votos