Los críticos con el Noroeste del 2009 piden que el festival siga pese a la crisis


A Coruña/la voz. 27/05/2010 02:00 h

El grupo que el año pasado se manifestó en María Pita para mostrar su rechazo a parte del cartel del Noroeste Pop Rock pide que el Ayuntamiento mantenga el evento. Alertados por las informaciones que publicó La Voz sobre la falta de liquidez del IMCE para afrontar las fiestas de María Pita, señalan que la supresión del clásico festival de verano sería «una verdadera catástrofe para la cultura de la ciudad».

En esos términos se manifiesta uno de los impulsores de la iniciativa del verano pasado, Daniel Grandío. No obstante señala que es necesario reajustar el festival a la situación económica actual, asumiendo la imposibilidad de mantener el nivel de anteriores ediciones. «Hay que adaptarse a la situación actual, no cabe duda. Pero no creo que sea una buena opción dejar a la gente de A Coruña sin un festival como este, que es único», señala.

Por ello, la propuesta de Grandío pasa directamente por recortar el coste del evento. «Lo primero que se podría hacer es pasar de tres jornadas a dos y emplear la misma infraestructura para otro tipo de evento - sostiene-. Yo creo que, en el contexto actual, la ciudadanía sería totalmente comprensiva con una medida así».

El recorte económico no solo se traduciría en menos días de festival, sino que, en opinión de Grandío, también podía afectar al nivel del cartel. «En vez de traer a tres estrellas de ámbito nacional e internacional cada día, podía venir solo una y el resto completarlo con grupos de A Coruña. Hay muchísimos, de numerosos estilos y con calidad. Obviamente, costarían más baratos que los que habitualmente tocan en el festival. Además, este cumpliría con otro fin: promocionar la creación de la propia ciudad».

Las ideas para el control del dinero invertido en el Noroeste Pop Rock no dejan de bullir en la mente de Grandío. Otra de sus opciones pasaría por ubicar este año el Noroeste de manera excepcional en la plaza María Pita, aprovechando el escenario que allí se instala habitualmente durante todo el mes de agosto para acoger todo tipo de actos. «Todo lo que sea aprovechar infraestructuras y gastar menos es interesante y creo que la gente lo entendería perfectamente».

Para Grandío esto no entraría en conflicto con el mensaje que el alcalde Javier Losada les envió desde su blog el año pasado prometiéndoles un impulso para lograr un «gran Noroeste Pop Rock». «Tal y como se están desarrollando las cosas no sería lógico exigir al Ayuntamiento un esfuerzo así. Es comprensible que se rebaje el presupuesto. Se recorta en todo», reconoce Grandío que, de todos modos, puntualiza: «Lo que sí que está claro es que tiene que haber recortes en todas las actividades, no solo en el Noroeste Pop Rock».

Estilos musicales

En lo que no está dispuestos a ceder el grupo de Grandío es en su demanda de que el Noroeste Pop Rock acoja solo a grupos encuadrados en su idea de rock y pop: «En eso seguimos pensando exactamente lo mismo que el año pasado. Hay artistas que no pintan nada ahí».

Debido a ello, el año pasado unos 300 jóvenes se manifestaron disfrazados de estrellas del pop y del rock en la plaza de María Pita, contrariados por la inclusión de Raphael y El Consorcio en el listado de artista del Noroeste Pop Rock. Coreando el famoso estribillo del Escándalo de Raphael mostraron su rechazo a lo que calificaron como una pérdida de la esencia del festival.

Ello provocó una gran polémica. Pese a todo, fue precisamente la jornada en la que actuaron estos dos artistas fue la que más público congregó de todas, con unas 40.000 personas.

Votación
7 votos