La familia de Lorca se niega a ceder gratis la obra de teatro al grupo del Zalaeta


La Fundación Federico García Lorca le cobrará 95 euros al instituto Ramón Menéndez Pidal, más conocido como Zalaeta, por la representación de la obra teatral Bodas de sangre. El sobrino del autor granadino, Manuel Fernández Montesinos, remitió ayer un correo electrónico al director del centro, José Toba, comunicándole que no renunciarán al canon que tienen establecido para las compañías de teatro aficionado.

La reacción en el instituto ha sido de enorme sorpresa. El pasado viernes el propio Manuel Fernández Montesinos declaraba su deseo de que no se le cobrase ni un céntimo al instituto por la representación. Además, añadía que la SGAE no le había remitido ninguna información sobre la citada función y que, en cuanto se lo explicasen, darían su permiso para que quedase exenta de pago.

La comunicación que le hizo llegar ayer al director del instituto, José Toba, contradice totalmente lo manifestado entonces. «Se desdice de todo y les da la razón a la SGAE, empleando la misma argumentación que ellos, que es totalmente falsa», explica el director. Dicha argumentación se basa en el hecho de que, aunque el grupo de teatro tenga su origen en el ámbito escolar, el hecho de que la representación de la obra se haga en el salón de actos del Fórum Metropolitano la recalifica.

Según la SGAE, este recinto forma parte del circuito de teatro comercial y aficionado. Por tanto, ahí es donde se debe encuadrar, abonando el instituto los 95 euros. Estos, a excepción de un 15% que la entidad gestora de derechos se reserva para sí, irán a las arcas de la Fundación Federico García Lorca, que es quien fija las tarifas.

El director del instituto considera que es indiscutible que «estamos ante un grupo de teatro escolar que está haciendo una actividad formativa». Comenta que Fernández Montesinos hizo referencia al hecho de que cuentan con un presupuesto de 3.000 euros y que, por parto, pueden pagar los 95 del canon. «No sé de dónde sacó eso la SGAE. Nuestro presupuesto es cero. Todo son aportaciones de los alumnos y del propio centro», asegura Toba.

Votación
26 votos