Imagen:Uno de los trabajadores de la UTE Zapateira, en el garaje que utilizan a modo de almacén

La UTE Zapateira utiliza dos chalés de Fontemaior como oficinas y almacén


Los propietarios de viviendas de la urbanización Fontemaior, en el Concello de Culleredo, llevan más de un año intentando averiguar qué tipo de actividad se desarrolla en dos chalés de su urbanización alquilados a la empresa UTE Zapateira, una unión temporal de Azvi y Puentes y Calzadas, responsables de los trabajos de la tercera ronda.

Se trata de un asentamiento en régimen de alquiler de los trabajadores de la UTE Zapateira, que utilizan dos de estas viviendas como «oficina y almacén», según relatan los residentes, además de ocupar la calle, de una única dirección, con sus coches de empresa. La comunidad de propietarios denuncia una actividad «irregular» en los garajes de dichas viviendas, «donde llegan camiones de alto tonelaje y hacen descargas de diversos materiales de forma periódica», a pesar de que este tipo de viviendas «carece de los permisos necesarios para ejercer actividades industriales», según manifiestan los vecinos después de confirmarlo en las oficinas administrativas municipales.

Además, su preocupación se incrementa al comprobar que el tránsito habitual de los vehículos industriales sin ningún control representa un peligro dentro de la urbanización, donde habitualmente «hay niños jugando o montando en bici y tememos que algún día se pueda producir un accidente», señalan los vecinos.

El uso de las zonas comunes de la urbanización es otro motivo de queja de los vecinos, y al que tienen acceso los trabajadores de la UTE debido a que, a pesar de no residir en las viviendas, son inquilinos. Los vecinos no se oponen a que utilicen instalaciones como la piscina o la pista polideportiva, pero «nosotros tenemos unas limitaciones del número de personas por casa, pero en ocasiones nos encontramos con los trabajadores están echando un partidillo en la pista o tomando la piscina, con familiares incluidos, con lo cual, en ocasiones los que vivimos aquí no podemos disfrutar de estos servicios», señalan algunos de los residentes.

Sin respuestas

Ni el alcalde de Culleredo, Julio Sacristán, ni el edil responsable de Obras y Urbanismo, Ricardo Seoane, han despejado las dudas de los vecinos, argumentando que se trata de «un problema entre vecinos y que, según su registro, en esa urbanización no se realiza ningún tipo de actividad industrial». Solo el jefe de obra de la empresa UTE Zapateira remitió un escrito a los propietarios, afirmando que en dichos chalés «solo se realiza tareas administrativas» y que los materiales almacenados en los garajes son relativos únicamente a «seguridad y topografía».

Los propietarios trasladaron también su denuncia en varios escritos al Valedor do Pobo, sin que esta institución tampoco haya resuelto sus quejas, ya que, según le comunica, «la información facilitada por el Concello se reduce a un informe de la Policía Local con datos muy escasos y que en ningún caso aclara las circunstancias objeto de la queja».

Tras un año de denuncias, los vecinos exigen a las autoridades locales un mayor control de las actividades que se desarrollan justo al lado de sus casas.

Votación
4 votos
Etiquetas
Valedor do Pobo Culleredo Julio Sacristán Urbanismo Comarca da Coruña