El seguro del Liceo abona 113.500 euros a la familia del niño que se ahogó


10/07/2009 02:00 h

La aseguradora del colegio Liceo, la compañía Mapfre, ha consignado un total de 113.573,97 euros como pago a la familia de Diego Novo Anido, el niño de cuatro años que falleció en la piscina del centro el pasado 30 de marzo, después de una clase de natación.

Con esta medida la aseguradora evita los intereses de demora que pudieran derivar del pago posterior de la responsabilidad civil por el suceso. El letrado del colegio, Antonio Platas, informó de que de esta cantidad se estipula que 96.101,05 euros corresponden a los progenitores del pequeño, mientras que 17.473,92 se destinan al hermano menor del fallecido en concepto de indemnización.

Ofrecimiento

Platas también apuntó que, con independencia de lo consignado por Mapfre, el colegio ha dispuesto la aportación de 1.303 euros a la familia de la víctima para asumir los gastos del sepelio del niño. El letrado que representa al colegio privado ubicado en Matogrande también destaca que la dirección del centro, preocupada con el luctuoso suceso, desea ofrecer una beca de estudios de manera permanente al hermano de Diego Anido, así como informa de que se le reservará una plaza para que pueda cursar los estudios en el centro.

Asimismo, en la causa por la muerte del escolar se ha personado la madre como parte, ya que por el momento únicamente lo estaba el padre de Diego Novo.

Aunque se desconoce cómo sucedieron los hechos, los investigadores, tras visionar una grabación de la zona de la piscina, aunque no se ve exactamente dónde se encontraba el cuerpo del niño, estiman que el pequeño permaneció bajo el agua más de diez minutos, entre las 10.20 y las 10.30 horas, teniendo en cuenta que no se aprecia, durante ese tiempo, una oscilación en el agua.

Votación
5 votos