Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Una zinnia, la primera flor cultivada en el espacio

Ayudará a la producción de otras plantas y permitirá que especies como tomates puedan crecer y consumirse en el jardín en órbita

Europa Press 18 de enero de 2016. Actualizado a las 16:14 h. 2

Ampliar imagen

0
0
0
0

El astronauta Scott Kelly ha publicado la imagen de la primera flor cultivada en la Estación Espacial Internacional (ISS). Se trata de una zinnia, que ayudará a la producción de otras plantas con flores en ingravidez.

En su cuenta de Twitter, Kelly ha presentado la flor a través de una fotografía. Este ejemplar ha sido cultivado en el sistema Veggie de crecimiento de plantas que existe en el módulo orbital y gracias a unas almohadillas de enraizamiento con semillas de esta flor.

Es la primera vez que tiene lugar un experimento de cultivo de flores en la ISS. «El crecimiento de un cultivo de floración es más difícil que un cultivo vegetal como la lechuga», dijo Gioia Massa, científico de Veggie el Centro espacial Kennedy científico. «La iluminación y otros parámetros ambientales son más críticos», ha apuntado.

Gracias a luces LED de color rojo, azul y verde, en noviembre se activó el sistema de agua y nutrientes de Veggie que ha permitido a las zinnias crecer durante 60 días, dos veces más que la primera y la segunda cosecha de lechuga roja que creció en la estación espacial.

Durante el ciclo de crecimiento, las luces LED estuvieron encendidas 10 horas y apagadas 14 horas con el fin de estimular las plantas de flor, informa la NASA. «Cultivar estas plantas ayudará a avanzar en nuestro conocimiento de cómo crecen las plantas de flores en el sistema de crecimiento Veggie, y permitirá que plantas frutales como los tomates puedan cultivase y comerse en el espacio utilizando el jardín en órbita», dijo Trent Smith, gerente del programa Veggie.

Los investigadores también esperan reunir buenos datos en relación a la estiba de semillas de larga duración y la germinación, incluido los problemas con el polen y hasta su impacto sobre la moral de la tripulación. Se espera que las tomateras se cultiven en el complejo orbital para el 2017.

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 0