Celta

Partido para marcar distancias

El Celta pretende dejar tocado a Osasuna en su primera final por la supervivencia

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Fabián Orellana no estará esta tarde en la final de Pamplona, pero los ecos de su fichaje todavía retumban. Nunca hubo tanta unanimidad para el retorno de un futbolista a Vigo y el chileno lo ha conseguido. Sin embargo la premura de tiempo le relega al papel de espectador a distancia para un partido con etiqueta de final. Osasuna está a dos puntos y amenaza con enviar a los vigueses a una zona de descenso directo que llevan meses burlando y en el rebautizado Reyno de Navarra se erige como un equipo de lo más fiable. Por encima, Herrera no podrá contar con sus dos hombres de banda habituales, aunque sí con Iago Aspas, que recibió el alta antes de viajar.

Con Orellana en la memoria, el Celta afronta en Pamplona un partido tan crucial como difícil para su modo de entender el fútbol, aunque los celestes no viajaron desprevenidos. Se pasaron toda la semana rechazando balones colgados desde las bandas, pugnando por esféricos divididos e intentando responder con el mismo ímpetu que se le presupone a su rival de esta sobremesa.

La respuesta del Celta al fútbol directo de Osasuna puede llegar con la apuesta por el trivote, dibujo que se ha convertido casi en un clásico en cada partido a domicilio. La idea tendría más sentido que nunca teniendo en cuenta que las bajas de Krohn-Dehli y Augusto por sanción complican la formación del rombo.

De confirmarse esta situación Natxo Insa volvería a tener una oportunidad en el once, aunque Herrera tan solo ha confirmado la titularidad de Pranjic. Necesita veteranía y aplomo, y el croata parece el futbolista idóneo para el flanco izquierdo del ataque. Ese fútbol de contacto que se presupone también puede asegurar la continuidad de Mario Bermejo en el once, incluso con un perfil más ofensivo del habitual. El cántabro es uno de los asiduos sacrificados a domicilio.

Al margen del rival, el Celta se encontrará en Pamplona con un ambiente de final. «A por ellos», ha sido el lema del vídeo promocional del partido. Porque en el Osasuna saben que el triunfo vale oro de cara a la permanencia. Con la baja de Arribas por sanción, Mendilibar tiene que recomponer una defensa en donde tiene cabida el compostelano Rubén y a la que vuelve Damiá, el lateral zurdo, después de cumplir su partido de sanción. También Armenteros, que regresa después de una lesión.

El decorado del partido lo completan los dos entrenadores fuera del banquillo por sanción. Serán sus segundos los que tengan que vivir un duelo que puede comenzar a definir el panorama por la supervivencia.

Más información Selección realizada automáticamente