Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Familiares y amigos dan el último adiós a Paula Sueiro

Xosé Ramón Gayoso, Tania Fuegho y compañeros recanteiros arroparon a sus seres queridos en el entierro de la joven

La Voz 11 de febrero de 2016. Actualizado a las 17:05 h. 47

Ver galería 15Multitudinario adiós a Paula Sueiro

También acudió al cementerio el presentador de «Luar», Xosé Ramón Gayoso.

0
0
0
0

Familiares y amigos dieron el último adiós este miércoles a la joven Paula Sueiro, la cantante que perdió la vida en un trágico accidente de tráfico en Agualada (Coristanco), el pasado lunes. 

La iglesia de San Cremenzo de Pazos, en Zas, se quedó pequeña para acoger a los cientos de personas que arroparon a la familia y a los amigos en tan duros momentos. La casa familiar materna se encuentra a pocos metros del cementerio, por lo que la comitiva fúnebre acudió caminando hacia el templo. 

El funeral y posterior entierro se llevó a cabo rodeado de un gran silencio y momentos de gran emotividad. La familia y los amigos de Paula Sueiro estuvieron arropados en tan duros momentos por parte del equipo de Luar, programa en el que la joven competía en la sección «Recantos». El presentador, Xosé Ramón Gayoso y la cantante y miembro del jurado Tania Fuegho asistieron a dar el último adiós a la joven, así como varios de sus compañeros en el concurso de cantantes. 

El veterano presentador de Luar, Xosé Ramón Gayoso, se mostró muy afectado por la trágica muerte en accidente de tráfico en Coristanco. Así lo manifestó en el programa Voces de A Coruña, que dirige Pablo Portabales: «Estes son os contrastes, poder gozar do entroido e, pola outra banda, a traxedia. Darnos conta do efémero que é todo isto e o fino que é esa liña que separa a vida da morte». Y añadió: «Quedamos consternados do que lle aconteceu a Paula e non paramos de poñernos na pel dun pai e dunha nai nestes momentos, porque ademais era filla única. Estas cousas son aínda máis dolorosas porque é un pai e unha nai os que quedan orfos. É unha dor indescritible», apuntó Gayoso.

Para el presentador de la Televisión de Galicia «é difícil nestes momentos dicir unhas palabras para un pai, unha nai e uns amigos que sirvan de bálsamo, polo menos aliviar a dor. O único é esperar que pase o tempo, tremendo que vaia pasando o tempo, minuto a minuto, e oxalá poidamos darlle a volta rápido as agullas do reloxo e cando pase todo ese tempo, vivir con ese bálsamo o recordo desta rapaza chea de ilusión, encantadora, moi creativa e traballadora. E iso é o recordo que temos que ir encaixando desa enorme tristura e desa enorme dor».

Sobre posibles actos de homenaje en memoria de la joven, Gayoso dijo: «Estamos dándolle voltas. O programa vai sufrir na escaleta un cambio radical, de arriba a baixo. Está claro que o dedicaremos á memoria de Pau».

El presentador habló del buen ambiente que generaba la joven fallecida en el programa: «Os que somos xa maiores, sentímonos responsables deses rapaces que acoden con esa ilusión, non só á hora de cantar, do que é o escenario para un artista, senón tamén para o escenario da vida, servirlles de exemplo. Como parte das súas familia», apuntó Xosé Ramón Gayoso en Voces de A Coruña.

Conmoción por el accidente

El accidente se produjo unos minutos antes de las cuatro y media de la tarde del lunes. La joven conducía en dirección al municipio de Zas, de donde es natural su madre, y por razones que se desconocen, cerca ya del casco urbano de Agualada, perdió el control del vehículo, un Volkswagen Polo, y colisionó contra un poste de hormigón del tendido eléctrico. Fue un choque muy violento y según testigos presenciales, la parte más afectada del turismo fue el techo. La muchacha recibió un fuerte golpe en la cabeza. Acudieron los bomberos de Carballo con el equipo de excarcelación. Fue necesario retirar el techo del vehículo para poder rescatar a la joven, que seguía con vida. Para entonces ya había llegado al lugar el accidente varios familiares, entre ellos su madre. Fueron momentos de intenso dramatismo.

La joven fue atendida inmediatamente en una ambulancia medicalizada. El equipo consiguió reanimarla en varias ocasiones, pero las heridas eran demasiado graves y la médico tuvo que certificar la muerte. El cuerpo quedó en la ambulancia a la espera de la llegada del furgón funerario judicial. Los sanitarios fueron trasladados de vuelta a Carballo en el vehículo de Protección Civil.

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 0