Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Un buque cargado de productos químicos fondea en Fisterra debido a una avería

?El remolcador «Don Inda» lo escolta, a la espera de que lleguen las piezas necesarias para reparar una avería de la máquina

Cee / La Voz, 09 de febrero de 2016. Actualizado a las 05:00 h. 5

Ampliar imagen

0
0
0
0

Ya de madrugada, después de que decenas de personas siguiesen en directo el atraque del mayor buque que ha llegado nunca al puerto de Brens (Cee) saltaron las alarmas. Varios aficionados a la navegación detectaron que un buque tanque con bandera de Malta, un quimiquero, derivaba sin control aparente a una velocidad de 1,7 nudos a 27 millas del cabo Touriñán (Muxía). Se trataba del mercante Huseyn Javid, de 92,86 metros de eslora por 14 de manga que salió el 24 de enero de Nemrut (Turquía) con la previsión de llegar a Ámsterdam (Holanda) este jueves, cargado de productos químicos.

Sobre la una y media de la mañana, el mando del buque, que lleva 16 tripulantes a bordo, alertó a Salvamento Marítimo por una incidencia en la máquina, por lo que inmediatamente zarpó desde Brens el remolcador Don Inda, uno de los más modernos y potentes de la flota de Salvamento.

Dos horas más tarde, los tripulantes lograron reiniciar la marcha, con lo que el carguero puso rumbo a la ría de Corcubión, escoltado por el Don Inda y sin que fuese necesario solicitar un remolque, que es lo que los capitanes y, sobre todo, los armadores siempre tratan de evitar por cuestiones económicas.

El lunes por la mañana el quimiquero, construido en el año 2008, quedó fondeado frente al cabo Fisterra a escasas dos millas de la costa. Según informó Salvamento Marítimo a última hora de la tarde, la tripulación está a la espera de recibir las piezas necesarias para la reparación y, una vez que las reciban, tardarían unas cincos horas en subsanar el problema. De tal modo, resulta improbable que el barco se vuelva a hacer a la mar hasta, en el mejor de los caso, bien avanzada la jornada del martes, en la que además hay declarada una alerta roja por temporal con olas de hasta nueve metros.

Según explica el director de la Escuela Técnica Superior de Náutica y Máquinas de A Coruña, el muxián Álvaro Baliña, este tipo de incidencias «se dan en multitud de ocasiones y ni siquiera nos enteramos» y cada día más por la proliferación de «tripulaciones multinacionales poco formadas», con lo que no hay lugar para alarma.

En cuanto a la carga de parafina, que según algunas agencias transporta el barco, Baliña destaca que es un término demasiado genérico para poder concretar sus características, pero señala que, en general, «no son sustancias muy reactivas», aunque pueden inflamarse siempre que haya una chispa y oxígeno.

Los alcaldes de la zona también llaman a la tranquilidad.

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 2