Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Los túneles del mar de Carballo

De Razo a Rebordelos hay algunos parajes llamativos y de gran belleza que apenas son conocidos

Carballo / La Voz, 15 de enero de 2016. Actualizado a las 07:49 h. 12

Ampliar imagen

Cerca del límite con Caión, en Rebordelos, está la Furna Furada.

0
0
0
0

Hasta el año 2003, entre Leira (Rebordelos, en Carballo) y Caión había un camino en malas condiciones por el que no pasaban ni los carros. Solo los marineros, o quien quisiese adentrarse en una zona llena de tojo y sin casas. Lo recuerda un vecino, José Antonio Pérez, entonces activo en la política local, uno de los artífices para que se construyese la actual pista de zahorra.

Fue a partir de ahí cuando se pudo descubrir con más facilidad uno de los enclaves más llamativos y espectaculares del litoral de Bergantiños. Especialmente cuando hay temporal, como estos días.

Sorprenden muchas cosas, sobre todo lo agreste de un paraje que recuerda a otros puntos más occidentales. Y, sobre todo, dos túneles o furnas abiertas (cerradas o de cuevas hay varias, una muy grande en Arnela, cerca de A Imende). La mayor, que da a un gran agujero que recuerda a un cráter, es la Furna Furada. Está a pocos metros del límite con Caión, en el llamado Cruce do Saladoiro. Pero antes de llegar a él, existe otro paso alto, más pequeño pero igualmente llamativo. Y peligroso, si uno se acerca demasiado, sobre todo con viento y oleaje, como estos días. Justo al lado hay una pequeña cascada.

Más conocida, pero aún no mucho, es la zona de A Percebeira, en Razo, cerca de Santa Mariña, con grandes rocas erguidas que recuerdan a As Catedrais en pequeño. Para adentrarse en ellas, hay que superar otra especie de puente. Tiene ya una buena grieta y no sería raro que, a medio plazo, quebrase. El mar bate aquí con mucha fuerza. Pero esto, ni tampoco cerca de Caión, echa atrás a los muchos pescadores que van a por lubinas o sargos.

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 0