Alumnos del taller A Laracha-Arteixo nunca ejercerán el oficio aprendido

El obradoiro de empleo, que formó a 20 personas, se clausuró ayer

Alumnos del taller A Laracha-Arteixo nunca ejercerán el oficio aprendido El obradoiro de empleo, que formó a 20 personas, se clausuró ayer.

carballo / la voz 21/03/2017 10:21 h

Los alcaldes de A Laracha, José Manuel López Varela, y de Arteixo, Carlos Calvelo, coincidieron ayer en asegurar que los servicios municipales de empleo se volcarán en ayudar a los alumnos del obradoiro que comparten los dos concellos a abrirse camino en el mundo laboral. Sin embargo, no tuvieron en cuenta que buena parte de los que asistieron a las clases y realizaron las prácticas nunca ejercerán el oficio que aprendieron: Jardinería y carpintería. A pesar de eso, los alcaldes y las concejalas del ramo se mostraron más que dispuestos a ir por la cuarta entrega de esta actividad con la que han recuperado la zona de Monticaño, en Arteixo, y Gabenlle, la plaza Maximino Canedo y bancos de Caión, en el caso de A Laracha.

El sistema parece más adecuado para las necesidades de los concellos que las de los desempleados, aunque todos los consultados coincidieron en la calidad de las enseñanzas y del equipo directivo. A pesar de eso, muy pocos se inclinarán por rehacer su vida laboral en el mundo de la jardinería o de la carpintería. Sin embargo, si los hay. La directora del ciclo, Estrella Señarís, explicó que es probable de algunos alumnos tengan en los próximos días entrevistas de trabajo y hay al menos un caso de autoempleo.

El ciclo que ayer clausuró Ovidio Rodeiro, delegado territorial de la Xunta, se inauguró a finales de septiembre y es el tercero que los concellos de A Laracha y Arteixo ponen en marcha juntos. Cada uno puso diez alumnos y entre ambos gestionaron la subvención de 179.134,20 euros recibida de la Xunta.

Ovidio Rodeiro animó a los dos alcaldes a presentar una nueva propuesta, ya que, según considera, la alianza funciona muy bien. Los datos más importantes del ciclo se conocerán a partir hoy, cuando los estudiantes vuelvan al paro y tengan que buscar, de nuevo un trabajo. Durante seis meses los alumnos han cobrado un sueldo por asistir a las clases y realizar las prácticas, a las que han dedicado el 80% del tiempo.

Sin embargo, también ha servido el curso para despertar el interés por el estudio por parte de algún alumno. Es el caso de Paula Botana Silva, de 24 años de edad y vecina de la localidad de Arteixo, que continúa con la ESO. De momento, según explica, no tiene previsto trabajar hasta que consiga sacarse en título. Dice que los profesores del ciclo la han animado mucho.

Los alumnos del taller de A Laracha y Arteixo son solo parte de los 680 que han acudido a los desarrollados en la provincia de A Coruña a lo largo del año pasado y este. Está abierto el plazo para la presentación de nuevas iniciativas. Una cuestión destacable de la formación es que los alumnos recibieron el certificado de profesionalidad, a nivel nacional, imprescindible ahora para poder trabajar.

Votación
6 votos
Comentarios