Las mejores orellas de A Coruña son de origen larachés

Martina García Castro ganó el tradicional certamen organizado por Radio Voz y El Corte Inglés

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

El tema de los postres de entroido ocurre como con, por ejemplo, la tortilla de patatas, es casi imposible ponerse de acuerdo sobre quién las hace mejor. Las madres de cada uno suelen llevarse la palma en todos los casos. Pero aunque es muy difícil saber quién elabora las mejores orellas y filloas, hace años que Radio Voz A Coruña y El Corte Inglés han dado un paso adelante para averiguarlo.

El Concurso de la Oreja, dio el viernes el pistoletazo de salida al carnaval 2013 de A Coruña, en el que todos los años participan numerosas comparsas de la Costa da Morte. «Es la fiesta de la calle», comentaba la concejala de Cultura de A Coruña, Ana Fernández, que presidió la entrega de premios del concurrido certamen, con el que comenzó oficialmente el entroido.

Suspicacias

La ganadora de los 250 euros fue Martina García Castro, de 35 años y natural de A Laracha. Se presentaba por primera vez al tradicional concurso y dio en el clavo con unas sabrosísimas orejas que sorprendieron muy gratamente a los miembros del jurado. Martina trabaja de camarera en el restaurante Árbore da Veira, de Luis Veira, uno de los mejores cocineros de Galicia, con lo que hubo quien dudó de la autoría del postre. Suspicacias de algunos perdedores, pero nada más lejos de la realidad.

«Luis no sabe hacer orejas y hago la demostración en directo cuando quieras. Hace tiempo que en casa me dicen que me presente y de hecho las hago todos los años para el negocio de mi hermano, la carnicería David de la calle de la Torre. Las preparé en casa, porque en la cocina del restaurante hace demasiado calor para estirar la masa», comenta Martina, que asegura que la receta de sus orejas «tiene muchos secretos, pero te voy a decir uno, que no lo hace casi nadie, echarle un vasito de buen albariño, que las deja más crujientes. Y por supuesto, trabajar bien la masa, con paciencia, que es la clave», asegura.

Más información Selección realizada automáticamente

 

Saber más...