Primer pago por vía judicial a un afectado de las preferentes

Un fisterrán recuperó los ahorros invertidos sin su consentimiento

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Un vecino de Fisterra, al que el banco le puso los ahorros de toda su vida -varias decenas de miles de euros- en preferentes recibió ayer el reembolso de su dinero después de ganar el pleito interpuesto en los juzgados de Corcubión. Según explica su abogada, Margot Lamela, quien también ha logrado que la antigua Caixa Galicia reintegre los fondos de una cuenta infantil con el mismo problema, tanto los fallos judiciales como la actitud de la entidad abren un camino alentador para los afectados.

El hecho de que el banco rehusase su derecho a recurrir la sentencia invita, según dice Lamela, a que el resto de las personas que se encuentran en una situación parecida puedan optar por la vía judicial para recuperar un dinero que fue invertido en un producto de riesgo sin que tuviesen conocimiento de ello.

La abogada ceense, que lleva una treintena de demandas de este tipo, prácticamente todas las presentadas en Corcubión, está convencida que en la mayor parte de los casos los fallos serán favorables a los intereses de sus clientes, porque, como ocurre en buena parte de los existentes en Galicia, las personas implicadas no tenían perfil de inversores. Además, este éxito ha recibido una muy buena acogida en las plataformas que aglutinan a los interesados.

Manifestación en Cee

Una parte importante de los que sufren este problema en la Costa da Morte, algo más de un centenar, se dieron cita en la concentración realizada ayer por la mañana a las puertas de la oficina de NCG Banco de Cee. A pesar de la intensa lluvia que no dio un momento de tregua, los manifestantes, en algunos casos llegados desde Carballo o Vimianzo, además de los de la comarca de Fisterra permanecieron más de dos horas, entre las 11.30 y prácticamente las dos de la tarde, haciendo oír sus reivindicaciones a todo el que pasaba por la avenida Fernando Blanco. Ataviados con pancartas carteles y estruendosas sirenas corearon de manera repetida canciones populares adaptadas a sus reivindicaciones en las que tachaban de «ladróns» a los responsables bancarios que planearon la «estafa» de las preferentes.

En contra de lo que ocurrió en la primera concentración de Cee, hace dos semanas, esta vez los manifestantes se mostraron bastante más beligerantes. Como medida de protesta estuvieron cruzando de manera continua el paso de peatones situado frente a la sucursal con lo que lograron detener el tráfico de manera puntual. Además, la puerta de entrada al banco, quedó completamente cubierta de carteles reivindicativos harina y huevos que fueron arrojados durante las protestas.

Sin embargo, los agentes de la Guardia Civil, que mantuvieron varias patrullas en el punto hasta que se fueron los manifestantes, no tuvieron que intervenir más que para mantener el orden circulatorio.