Seis heridos durante el fin de semana en accidentes de tráfico

La curva de Tella volvió a ser escenario de un aparatoso siniestro

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Los fuertes chubascos caídos en la Costa da Morte durante las últimas horas pueden estar detrás de un reguero de accidentes ocurridos en las carreteras de la zona a lo largo del fin de semana. El más grave tuvo lugar el sábado, pasadas las 23.00 horas, en la curva de Tella, un punto negro de la carretera que une Buño con Ponteceso. Las fuerzas de seguridad barajan un posible exceso de velocidad, además de la lluvia, como posibles causas.

Al parecer, el conductor de un Citroën Xsara, con placas 3623 BDC, que se dirigía a Ponteceso, perdió el control del vehículo, en el que viajaba con un acompañante, y chocó de manera frontolateral con un Citroën C3, con matrícula 7024 DKL. A consecuencia del impacto, el segundo turismo, ocupado por cinco personas, volcó sobre la carretera y fue arrastrado varios metros por el primero.

Debido al estado en el que quedaron los autos se pensó que habría algún atrapado y se movilizó a los bomberos del parque de Carballo, que finalmente no tuvieron que intervenir. Aun así, cinco ambulancias transportaron a otros tantos heridos al hospital coruñés. Se trata de cuatro mujeres, con edades comprendidas entre los 22 y los 42 años, y un varón, O. S. S., de 33 años y conductor del Citroën Xsara, que presenta varios traumatismos. Todos los implicados eran vecinos de la zona, por lo que el accidente provocó gran revuelo. De hecho, alguno de los presentes se quejó de la tardanza de los vehículos asistenciales. La circulación entre Buño y Ponteceso estuvo cortada durante algún tiempo y el tráfico tuvo que ser desviado por la aldea de Tella.

Algunos de los heridos ya fueron dados de alta ayer y ninguno se encuentra en situación grave. Según fuentes de emergencias, dos de las heridas son las que presentan un peor cuadro clínico. Una de ellas tiene varias costillas rotas y la otra, un problema en el intestino provocado por el fuerte golpe.

Dumbría

El sábado por la noche, pasadas las 22.30 horas, se produjo otro siniestro en el kilómetro 81 de la AC-552, a la altura del puente de Dumbría. El único ocupante del BMW, con placa 6200 CMG, tuvo que ser trasladado al hospital Virxe da Xunqueira de Cee.

La jornada dominical tampoco fue tranquila en las carreteras de la Costa da Morte, aunque fueron más los daños materiales que los personales.

A mediodía, un Seat Córdoba gris se salía de la calzada en el kilómetro 32 de la carretera que une A Coruña con Fisterra, al final de la cuesta de O Carrizal (Coristanco). El conductor, vecino del municipio, salió ileso.

Ya por la tarde, pero en el mismo ayuntamiento, un motorista caía de su vehículo y resultaba herido leve. El accidente se produjo en el inicio de la carretera que une Xaviña con Verdes.

Por otro lado, un BMW 325i se salía de la calzada y vocaba en Bermún (en la parroquia ceense de Pereiriña). Viajaban una chica y una niña, vecinas del municipio, que salieron ilesas del percance.

Las vías de Carballo tampoco se libraron. Sobre las 16.45 horas se produjo un accidente en la que va de Lema a Razo, a la altura de Castrillón. Una furgoneta Mercedes Vito, matrícula 5708 BTF, chocó con un autobús de la compañía Rey Varela, con placas C-3347-BX, que en ese momento circulaba sin viajeros. El choque se produjo en una curva de esta pista estrecha. Según fuentes de emergencias, uno de los vehículos intentó cortarla y no pudo evitar al otro. A pesar de lo aparatoso del impacto, se saldó sin heridos.

Más información

 

Uno de los vehículos implicados, totalmente destrozado. prot. civil
Saber más...