La lluvia dejó un reguero de accidentes en vías de la comarca

El más grave, con cinco cinco personas heridas, ocurrió en O Carrizal

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
Los bomberos de Carballo tuvieron que excarcelar a una pareja de Negreira cuyo coche quedó totalmente destrozado. fotos ana garcía

Después de la primera noche con lluvias intensas del mes de agosto, la jornada de ayer se convirtió en un día especialmente negro para la circulación en las carreteras de la Costa da Morte. Se produjeron al menos seis accidentes de tráfico, en los que resultaron heridas un total de nueve personas.

El más grave se registró a las 14.30 horas en la cuesta de O Carrizal (Coristanco). Se vieron implicados tres vehículos, un Opel Astra manejado por una vecina del municipio, que acabó en el monte; un Peugeot 206 y una furgoneta Citroën Jumpy, que colisionaron frontalmente.

La peor parte se la llevaron los ocupantes del 206, una pareja de Negreira que tuvo que ser excarcelada por los bomberos de Carballo, puesto que su vehículo quedó convertido en un amasijo de hierros. La mujer, de 33 años, que responde a las iniciales M. R. B., fue la primera evacuada por los servicios de emergencias dadas las lesiones sufridas, y el hombre, J. T. M., de 36, también precisó asistencia médica.

Los médicos del centro de salud de Coristanco y el de PAC de Carballo, que actuaron apoyados por cuatro ambulancias del 061, Protección Civil de Coristanco, el Grumir de Carballo y varias patrullas de la Guardia Civil de Tráfico, también auxiliaron a los ocupantes de la furgoneta, un hombre de 51 años e iniciales M. C. C; un joven de 18, de siglas J. C. V., y una niña menor de edad. Todos ellos fueron trasladados al hospital con heridas de diversa consideración, aunque sus vidas están fuera de peligro.

Las causas del siniestro están todavía por concretar, aunque los primeros indicios apuntan a que las condiciones del firme favorecieron que uno de los vehículos perdiese la trazada e invadiese el carril contrario.

Media hora antes, el conductor de un camión de Aranda de Duero (Burgos), que circulaba vacío por la carretera AC-441 en dirección Muxía-Santiago, se salió de la vía a la altura del kilómetro 16 en Baíñas. La caja hizo tijera contra la cabeza tractora y el tráiler quedó cruzado sobre la calzada inutilizando un carril durante buena parte de la tarde, hasta que una grúa de gran tonelaje acudió para retirarlo.

A primera hora de la mañana ya se habían producido otros dos siniestros. El primero de ellos, sobre las 06.00, tuvo lugar en la carretera que une Nemeño -donde se celebraban las fiestas patronales- y A Campara, entre Ponteceso y Malpica. Un conductor de Barizo se llevó por delante con su vehículo varias señales de obra y tuvo que ser evacuado en ambulancia al PAC de Ponteceso. También fue trasladado, en este caso al hospital de Cee, como medida de precaución, un joven de Ameixenda que, en torno a las 08.30 horas, se salió de la vía con su Nissan Almera en la AC-552 a la altura de Pereiriña.

La curva de Tella

Los otros dos siniestros del día de ayer se produjeron en el mismo punto de la carretera AC-419, una curva cerrada a la entrada del lugar de Tella. En el primero, ocurrido sobre las 12.00 horas, resultó herido de carácter leve el conductor de un Peugeot 406 cuyo vehículo impactó contra la cuneta y quedó completamente destrozado en el carril contrario. El segundo fue una colisión entro dos vehículos, que sucedió en torno a las siete y media de la tarde, y que se saldó con una persona herida de carácter leve.

El tráiler atrancado en Baíñas dejó inutilizado un carril toda la tarde.
El tráiler atrancado en Baíñas dejó inutilizado un carril toda la tarde.