Polémica por los futuros tanatorios

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Como era previsible -a la vista de los antecedente- la situación de los futuros tanatorios de Camariñas generó el más extenso y agrio debate de la sesión. El tema lo planteó el PP, con varias preguntas sobre el proyecto del Concello para la parcela de la calle Muíño do Vento, en Camariñas, y la situación de la iniciativa privada en A Ponte do Porto. Precisamente el empresario promotor, Manuel Jorge Pombo, acompañado de su mujer, estaba en la sala.

En el debate, cada grupo dejó claras posiciones que ya son conocidas de otros plenos. Los populares prefieren que los 390.000 euros que la Diputación ha concedido de subvención para la obra en Camariñas se destinen a otros fines, y que el Concello apoye las iniciativas particulares: de la cooperativa funeraria, en la capital municipal, y del empresario, en A Ponte do Porto. Rego le reprochó al alcalde que primero incluyese el tanatorio municipal en la calle Verónica y, más tarde, en la de Muíño do Vento. Y todo eso con reproches. Alonso llamó «okupa» a Rego, por un tema del Náutico, y este al alcalde, «faltón», pidiendo que lo anterior constante en acta. También le recordó que los informes técnicos para el proyecto municipal eran desfavorables.

El regidor aprovechó para realizar un largo repaso a todos el proceso que afecta a los tanatorios, incluida la petición de casi 1.500 firmas para que el municipal se construya en A Ponte do Porto. La mitad, dijeron los socialistas, son ajenas al municipio, e incluso alguna que figura como porteña «vive nalgún faro», señaló el alcalde.

Subvención lograda

Alonso de León destacó que la subvención para la obra de la Diputación, con el convenio ya firmado, se logró «pese a que vós [por el PP] désteslles moitas voltas para que non se aprobase». Indicó que, en cuanto al tanatorio municipal, la primera ubicación pensada fue la de la calle Verónica, pero solo constó así en una memoria, no es un proyecto, para poder avanzar en los trámites, pero que cambió al lograr otros terrenos gratuitos para el Concello, ya registrados. Y optó por Camariñas, añadió, porque ya había iniciativas para A Ponte do Porto, con terrenos ya adquiridos, y no sería lógico competir con ellas

Dijo además que la cooperativa funeraria planteaba su propio proyecto, pero siempre que el Concello aportase los fondos.

En el proyecto porteño también se extendió. Admitió que pudo cometer un error en el proceso de na modificación puntual del PXOM sobre la parcela afectada, y tras la aprobación inicial del documento, las licencias quedaron suspendidas dos años. Pero que, con todo, la junta de gobierno aprobó un estudio de detalle. No obstante, ni los informes técnicos ni la jurisprudencia eran favorables a dar licencia a ese tanatorio privado.

El alcalde comentó que, por la zona en la que está, si se tratase de un negocio de uso comercial, podría tener hasta 30 metros de fondo, pero al ser social o sanitario, el máximo es 14. Y el que se quiere construir (bajo más una planta) tiene 22, de ahí que no pueda dar licencia. Además, espera un informes de la Secretaría Xeral de Urbanismo, donde inicialmente avanzaron que apoyaban a la técnica municipal, y y otro más de la Diputación que se está elaborando. «Se me di que si con 22 metros, mañá ten licenza», aseguró. Y, como había comentado hace unos días, una segunda empresa también está interesada en construir el tanatorio.

El alcalde ratificó, una vez más, que la obra prevista para Camariñas está aprobada y ya no hay vuelta atrás.