La comarca sufre el segundo peor temporal de olas desde el «Klaus»

El predominio del viento del oeste afectó sobre todo a Camelle y dejó resguardados el resto de muelles de la zona


carballo/la voz|

El predominio del viento del oeste, que los marineros llaman travesía, y el intenso oleaje -el segundo mayor en altura desde el «Klaus»- convirtieron ayer el puerto de Camelle en el más expuesto al temporal de toda la Costa da Morte. El resto de muelles, sobre todo Muxía, Fisterra, Malpica y Corme vivieron ajenos al envite de las olas, aunque previamente las tripulaciones ya habían puesto sus barcos y lanchas a resguardo, en algunos casos llevándolas hasta A Coruña y en otros subiéndolos a tierra firme. Precisamente este desplazamiento llenó desde primera hora la dársena de Camariñas, donde buscaron refugio unas 20 embarcaciones foráneas.

En Fisterra, el patrón mayor, Manuel Martínez, «Manolete» explicó que hubo «moito mar» durante toda la jornada, aunque la disposición del puerto «co cabo facéndolle abrigo» hizo de la zona una excelente zona de abrigo, en la que el Don Inda estuvo escoltando a cinco grandes mercantes, entre ellos el Wadi Alarish de bandera egipcia, con sus 225 metros de eslora. En cualquier caso, al igual que en el resto de cofradías de la zona no había ninguna previsión de salir a faenar, como mínimo hasta hoy por la tarde o mañana.

Los registros de olas, medidas por la boya que tiene instalada Puertos del Estado en mar abierto, frente al Vilán y las Sisargas, arrojaron unos datos muy similares a los del temporal de febrero pasado y solo sobrepasados por el destructivo Klaus de finales de enero del 2009.

Malpica, con toda la fachada exterior y la playa expuesta al oeste registró los mayores vientos de toda la comarca con una racha máxima de 52,97 nudos (97,8 kilómetros por hora), según los datos ofrecidos por Meteogalicia.

Pese a las adversas condiciones climatológicas, las alertas naranja, durante toda la mañana y roja, desde las 18.00 horas, unida a la previsión de los marineros, evitaron que se produjeran incidentes de consideración durante el día, salvo los habituales desplazamientos de objetos debidos a la fuerza del viento.

En cualquier caso, las tripulaciones de toda la Costa da Morte, se fueron ayer a la cama con un alto nivel de preocupación por lo que pueda deparar el día de hoy. Se prevé mar de fondo, vientos de componente noroeste y olas que pueden llegar a superar los 12 metros de altura a primera hora de la mañana.

Votación
3 votos