El Puebla salió vivo de Esclavitude

Un centro envenenado de Treus fue suficiente para que los de Casalderrey sumasen una victoria que los aúpa hasta la zona noble de la tabla

$tituloImg.$pieImg

Ribeira / la voz 21/03/2017 05:00 h

No fue fácil, pero el Puebla logró sumar tres puntos que lo vuelven a colocar en la zona noble de la clasificación. En casa del Esclavitud, los barbanzanos disputaron un encuentro de trinchera, donde el físico se impuso al talento. Los padroneses, conocedores del potencial ofensivo rival, buscaron convertir el duelo en una batalla, intentando así minimizar el fútbol combinativo blanquiazul.

El choque arrancó con los de Casalderrey dominando. Enfrente, el Esclavitud quería defender cerca del área y lanzar contragolpes con los que acercarse a la portería defendida por Juan. Sin demasiada brillantez en ataque, los visitantes se adelantaron en el marcador en el ecuador del primer tiempo. Treus colgó un balón lateral al área, Moure fue a buscarlo de cabeza, pero no llegó a rozarlo. El gesto del medio despistó al meta rival, Diego, que fue incapaz de despejar la pelota.

El tanto fue una bocana de oxígeno para los blanquiazules, que veían como el Esclavitud les impedía combinar a base de faltas continuas. Sin mucho más, terminó la primera mitad.

Siguió dominando el Puebla al volver de los vestuarios y gozó de buenas ocasiones para aumentar su ventaja. Espi estrelló el balón en el palo y Sergio tuvo el 0-2 en sus botas. Cuando el partido moría, y después de 90 minutos de golpes, hubo una tangana que terminó con Espi viendo la doble tarjeta amarilla.

Lalín-Outes: 2-1. Manuel Anxo Cortizo, 70 incondicionales. Un mal arranque impidió que el Outes sumase su cuarta victoria consecutiva. Con Xandre deteniendo el asedio lalinense, poco pudo hacer el meta para atajar el disparo de Matías desde el corazón del área.

Los de Alfredo Cambeiro fueron incapaces de igualar la intensidad física de los locales en este inicio, aunque la sentencia llegó después de pasar por vestuarios. Xandre intentó sacar el balón jugado desde atrás, pero el punta rival se adelantó y lo interceptó. Con la portería vacía, Gomes no falló con su dulce cita con el gol.

A pesar del 2-0 adverso, el Outes tiró de coraje y Elías, en el minuto 88, puso mordiente a un final de infarto. Simón centró al corazón del área, y el punta, con un bello remate en plancha, envió el balón a la red. A pesar de la insistencia outiense, y de unos buenos minutos finales, el marcador no se volvió a mover.

Los de Conchido siguen decimosextos, aunque la salvación todavía es posible. Con 28 puntos en su casillero, los de Cambeiro deben mantener el camino emprendido en esta segunda vuelta para seguir soñando con la permanencia.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios