Imagen:

No hay sitio para tanto coche abandonado

La retirada es un atenuante que puede suponer un ahorro para el titular del vehículo de hasta 800 euros en la multa


Cada año llegan a los depósitos municipales decenas de coches requisados, principalmente, por carecer de seguro u otro tipo de documentación obligatoria para circular. La mayor parte acaban allí abandonados, explican los policías locales, ya que si sus propietarios no tenían dinero para pagar lo anterior, mucho menos para hacer frente también a los gastos de grúa y de dormir en el recinto municipal, que en el primer caso van desde los 55 hasta los 108 euros y en el segundo supone una media de 25 euros por día. El problema se agrava teniendo en cuenta que en prácticamente ningún municipio se dispone de un espacio adecuado para albergar tanto automóvil sin padre y los que se retiran a diario por estar mal estacionados.

En Ribeira en estos momentos hay una docena y media de vehículos abandonados en el depósito de Xarás, entre ellos camiones y ciclomotores, todos retirados por agentes municipales. Sus titulares ya han sido notificados de que, si no los recogen antes del 10 de abril, serán subastados. Como mínimo, cada año se efectúa una puja para liberar espacio en este recinto, a la que suelen acudir gestores de residuos. Además, frente a los juzgados de Ribeira hay otra decena de vehículos. «Estos non dependen de nós, hai moitos que levan anos alí, por intervencións de drogas ou outras operacións dirixidas dende Madrid», explican desde la Policía Local de Ribeira.

En A Pobra también hay que hacer subastas periódicas, porque como depósito se utiliza el recinto de aparcamiento de la Policía Local y tiende a saturarse con frecuencia. Actualmente se está tramitando el expediente de media docena de vehículos para mandarlos al desguace.

Negociación para su retirada

En Rianxo, en donde tampoco hay un depósito en el sentido estricto de la palabra, sino que se utilizan galpones de usos múltiples, se evita que acaben allí en la medida de lo posible. El año pasado solo se requisaron cinco y en el 2017 ninguno. La clave está en la negociación. «Dánselle prazos antes de empezar o expediente e, entre a proposta de gastos e a resolución, case todos traen a baixa do xestor autorizado para retirar o vehículo ou nolo ceden para que o levemos ao chatarreiro», indica el jefe de la Policía Local, Antonio Tubío. Curiosamente, uno de los cedidos fue el de un valenciano al que no le salía a cuenta hacerse el viaje de vuelta para ocuparse de los trámites con su automóvil y ahora se utiliza como coche camuflado.

Cuando ya hay denuncia de por medio, si el titular retira el vehículo en el plazo de un mes es un atenuante que reduce considerablemente la sanción y evita que haya una mayor saturación en los depósitos. La multa, que inicialmente es de 901 euros -supone una falta grave- se queda en solo 100.

También en Boiro se opta por la negociación ante la falta de un recinto en condiciones para los vehículos abandonados. «Trátase de non abrir expedientes sancionadores, senón de conseguir o mesmo polas boas», subrayan desde la Policía Local. Después de subastar el año pasado más de una veintena que echaban las noches en una parcela trasera del parque de bomberos, queda uno retirado en el 2016 pendiente de puja. Sin embargo, es cuestión de tiempo que vayan llegando otros y todavía no está resuelto el problema de dónde albergarlos a partir de ahora.

En cuatro de cada diez casos el titular estaba en paradero desconocido

Informar al interesado de que debe retirar su vehículo del depósito o de la vía pública es, en muchas ocasiones, un problema añadido al proceso. Por ejemplo, para la próxima subasta de Ribeira, 6 de los 15 titulares se encontraban en un paradero desconocido, o bien no había una dirección a la que remitir la notificación o cuando se trató de hacérsela llegar no se pudo practicar. Esto es, en cuatro de cada diez casos.

A falta de otra vía, es a través del Boletín Oficial de la Provincia (BOP) cómo se hace pública esta información para que conste. Si en un mes no hay respuesta, se procederá al tratamiento del vehículo como residuo sólido urbano y su posterior destrucción y descontaminación.

En marcha una campaña medioambiental en Noia para retirarlos de las vías públicas

El Concello de Noia ha puesto en marcha una campaña medioambiental para retirar los vehículos abandonados de las vías públicas. La Policía Local se encarga de localizarlos y de notificarle a través de una carta certificada a su propietario que tiene un mes para su retirada para evitar que sigan deteriorándose y contaminando el entorno.

El primero de ellos ya ha sido retirado. Se trataba de un turismo que llevaba cerca de un año abandonado en Vilar Vello, al cual ya le habían robado varias piezas aprovechando que pasaba las noches al raso y nadie parecía reclamarlo.

En total, hay media docena de vehículos localizados en distintos puntos del municipio y se están haciendo las gestiones para determinar quién es su responsable y reclamarle su retirada. De lo contrario, su destino es un centro de descontaminación autorizado, según marca la ley. Es decir, a un desguace.

Tal y como han podido comprobar desde la Policía Local de Noia, la mayor parte de los vehículos que llevan tiempo sin moverse y avanzan en su deterioro carecen de seguro obligatorio y tienen la ITV caducada, al igual que sucede en el resto de los municipios.

Votación
2 votos
Etiquetas
Noia Rianxo Boiro ITV