Un hombre muere en Muros tras caer al mar en el coche que su hija trataba de estacionar

La conductora del vehículo siniestrado es una carnotana novel y sus rescatadores lograron reanimarla fuera del agua


MUROS / la voz

Eugenio García, un vecino de Carnota (A Coruña), falleció este viernes en Muros después de que el vehículo en el que viajaba cayese a la dársena de la villa cuando su hija Celia intentaba aparcarlo. Tras ser alertados del accidente, tripulantes del remolcador Ría de Vigo de los guardacostas de Galicia, que estaba atracado en el mismo puerto, procedieron a rescatar a los dos ocupantes del vehículo siniestrado, iniciando su reanimación hasta que llegaron los servicios sanitarios al lugar.

Personal del centro médico de la villa y facultativos de Emerxencias de Galicia desplazados en helicóptero prosiguieron reanimando a los dos ocupantes del coche accidentado en el lugar. Finalmente, decidieron trasladar a Celia García Lago al hospital de Santiago, ya que se apreciaban síntomas evidentes de recuperación. No sucedió lo mismo con su progenitor, vecino del lugar de Louredo, en San Mamede. En este caso, después de realizarle sin éxito continuas labores de reanimación, solo pudieron certificar su fallecimiento.

Los testimonios

Según manifestaron varias personas que presenciaron el siniestro, ocurrido poco después de las diez de la mañana, el turismo, un Nissan Micra con matrícula 9215-FRF, se precipitó al agua. La conductora trató de aparcar el vehículo en una zona que delimita con el mar por un pretil de unos 20 centímetros de alto. Al parecer, la mujer intentó aproximar el coche al pretil, pero lo rebasó violentamente irrumpiendo contra una valla metálica posterior, la cual cedió al impacto y el coche cayó al mar.

Al instante, muchos vecinos, que en ese momento acudían al mercadillo de los viernes en la explanada marítima, se acercaron al lugar, comprobando cómo poco a poco el coche se sumergía en el agua sin que sus ocupantes pudieran abandonarlo. Alertado el GES de Muros y los servicios de emergencias, se inició el rescate, siendo seis tripulantes del Ría de Vigo los primeros en llegar al lugar, a bordo de una zódiac. Después de sucesivas inmersiones, los buzos rescataron a los dos ocupantes, trasladándolos a un pantalán de la dársena, donde iniciaron la reanimación.

La conductora, pese a su edad, unos 50 años, es novel, y en el vehículo, una vez rescatado del fondo del agua, aún se apreciaba la letra L de prácticas. El hecho de tratarse de un coche automático pudo condicionar la maniobra fallida de aparcamiento.

Integrantes del GES y de Portos de Galicia, de la Policía Local y la Guardia Civil, así como vecinos y familiares de la conductora, que acudieron en auxilio de los accidentados, no se explicaban lo sucedido, pues en principio no existe peligro en la zona. La impericia o nerviosismo de la conductora en el momento de aproximarse al pretil parecen ser las causas que provocaron el siniestro.

La familia de los carnotanos es muy conocida en Muros, ya que Celia regenta con una de sus hermanas un local de hostelería en la plaza de A Pescadería.

Votación
53 votos
Etiquetas
Muros Carnota
Comentarios