El Outes despidió la temporada con una victoria que no cambia su situación

El Unión cerró la liga en la quinta posición


Ribeira / la voz

El Outes ganó su último partido de liga, pero la victoria en el campo del Villestro no cambia su situación. El club sigue necesitando un milagro, que es muy difícil que se produzca, para mantener la categoría. Los outienses hicieron lo que tenían que hacer: ganar. Además, lo consiguieron ante numerosos vecinos de la localidad, en torno a medio centenar, que se desplazaron a Santiago para animar a sus futbolistas. El encuentro comenzó con muchas imprecisiones por parte de los visitantes, que tardaron en acostumbrarse al terreno de juego. A pesar de ello, la suerte estuvo del lado del Outes, que marcó en el primer minuto del choque gracias a que Elías resolvió bien un mano a mano con el portero local.

Después del gol se sucedieron las ocasiones en ambas áreas, pero el marcador no se movió antes del descanso. Chía, en el minuto 75, logró el segundo tanto de los visitantes. El delantero outiense tuvo más oportunidades para perforar la portería del Villestro, pero no estuvo acertado. El Outes necesitaría que ascendiera el Agolada y esperar a los movimientos que se produzcan en las categorías superiores para continuar en Primera Galicia.

Sigüeiro-Unión: 1-2. Lino Balado. El Unión despidió la liga en un gran estado de forma, lo que le permitió acabar en el quinto puesto de la tabla clasificatoria. El Dumbría no se lo puso fácil al conjunto de Asados y, en el minuto diez, los locales se adelantaron en el electrónico por medio de Iago Pérez.

Los rianxeiros no bajaron los brazos, a pesar de que no se jugaban nada. El Unión buscó con insistencia el gol y en dos minutos, justo antes de que el árbitro decretara el final de la primera parte, Saviola dio la vuelta al resultado con un doblete. En el descanso comenzaron los problemas para los de Asados. Ramos fue sustituido al notar molestias y durante el transcurso de la segunda parte el entrenador del Unión tuvo que gastar los cambios por problemas físicos de sus futbolistas. De hecho, Eloy, el portero suplente, saltó al césped como jugador de campo.

Votación
0 votos
Comentarios