El Boiro juvenil empató a ceros contra el Bertamiráns en un choque de color gris

Todo se complicó al regreso de los vestuarios, cuando Elier fue expulsado injustamente después de que un rival le diese un codazo en la nariz


Ribeira / la voz 21/03/2017 05:00 h

Después del relevo generacional que sufrió este verano, pocos esperaban que el Boiro juvenil de Liga Gallega pudiera pelear por el ascenso a Nacional. Lo sigue haciendo, y con serias posibilidades para colarse en el playoff. Sin embargo, a pesar de la buena versión que venían mostrando, los barbanzanos no pudieron pasar del empate a ceros ante el Bertamiráns.

Encuentro gris para los de Rubén López, que tuvieron una única ocasión de gol en la primera mitad. Todo se complicó al regreso de los vestuarios, cuando Elier fue expulsado injustamente después de que un rival le diese un codazo en la nariz. Con uno menos sobre el césped, mejoraron los de Vista Alegre, que tuvieron el 0-1 en los pies de Carlos. Ramos y Brais tampoco acertaron con la portería.

Lalín-Unión: 2-1. Manuel Anxo Cortizo, 60 espectadores. Luego de nueve jornadas sin conocer la victoria, el Unión ha visto como cada partido se ha convertido en una auténtica final. No tuvo fortuna el conjunto rianxeiro, que bien pudo arañar, como mínimo, un punto. Martín Taboada adelantó a los locales, pero Pablo Rodríguez, cinco minutos después, puso las tablas. Martín Lamas, en el tiempo de descuento, consiguió que la victoria quedara en casa.

Bertamiráns B-Boiro: 2-0. Municipal de Bertamiráns, 50 aficionados. Solo un milagro permitirá que el Boiro cadete de Liga Gallega mantenga la categoría. El bloque barbanzano volvió a caer y quedó relegado a la última plaza liguera. Fabricio Lopes marcó el 1-0 en el minuto 10 y Damián Noya sentenció con el 2-0 en el 37.

Votación
0 votos
Comentarios