Imagen:

Moda infantil con mucho glamur diseñada en el corazón de Araño

Eva Benita Otero exporta sus creaciones a todos los rincones del país

En una hermosa casita con ventanales de madera y un entorno privilegiado del rural gallego diseña sus creaciones Eva Benita Otero Vidal. Se trata de pequeñas prendas de la firma Mi Vestido Encantado que han conquistado a las mamás de toda España. Gracias a la inspiración de esta rianxeira vecina de Araño, sus niños también pueden vestir con mucho glamur y sin que sea necesario quemar la tarjeta de crédito en el intento. Las ideas llegan como por arte de magia a su taller, que se conoce como el Atelier de Beni, y donde el cantar de los pájaros es el único sonido que se percibe durante parte del día.

La aventura emprendedora de esta mujer que aún no ha despedido la veintena comenzó hace meses. Desde entonces no ha parado de diseñar y ya va por la novena colección. Pero el camino no fue tan sencillo como parece. Eva Benita estudió diseño de moda, corte y confección y patronaje en Santiago. Con el título en la mano comenzó a hacer arreglos para algunas vecinas de la zona además de trajes de fiesta y encargos a medida. Poco a poco se fue dando cuenta de que Internet y la especialización en moda deben ir de la mano. La Red es el escaparate de sus creaciones actuales: prendas para niños y niñas que también quieren estar a la última. «Pensei que era necesaroio crear unha plataforma na que darme a coñecer, se esperas que o cliente veña ata o taller podes botar raíces», asegura.

Auténtica vocación

Cuando Eva Benita era solo una niña ya garabateaba en las revistas sus diseños. Confía en que sus sueños se hagan realidad y que pueda seguir viviendo de esta pasión. Además de prendas de diario también idea vestidos de comuniones o arras y complementos, todo a pedir de boca del consumidor. Esta emprendedora asegura que el niño es un buen cliente, ya que las prendas no le valen durante demasiado tiempo y el armario se renueva con más frecuencia: «As tallas son moito máis fáciles de calcular. Vestir aos cativos é o que máis me gusta, e neles a roupa luce moito máis».

Votación
14 votos
Etiquetas