Hosteleros de Santa Uxía se unen contra el horario de servicio de las terrazas

Varios profesionales mantuvieron una reunión en la que se acordó presentar alegaciones apoyados por la patronal

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

El horario de funcionamiento de las terrazas, establecido en la ordenanza aprobada provisionalmente por el Concello de Ribeira el pasado lunes, ha provocado las primeras reacciones contrarias entre el colectivo hostelero. Varios profesionales mantuvieron ayer una reunión en la que expresaron su rechazo a la medida. Al encuentro asistió el abogado de la asociación de empresarios, que representará al sector, según indicó su presidente, José Paz. El asesor jurídico se encargará de elaborar las alegaciones.

Los empresarios que han comenzado a mover ficha contra lo establecido en la normativa indican que están conformes con el hecho de que se consensúe un horario, pero consideran demasiado restrictivo el que fija la ordenanza. Según el documento, las terrazas podrán funcionar en invierno hasta las 23.30 y, entre mayo y septiembre, hasta las 1.30 horas. Sin embargo, se prevén excepciones con motivo de fiestas u otros acontecimientos especiales.

Los empresarios creen que una localidad como la ribeirense debe disponer de un horario mayor. En este sentido, aluden a que residentes y visitantes acuden a las playas y que no comienzan a llegar a los locales de ocio hasta la noche, lo que hace que, si el tiempo acompaña, su estancia se prolongue.

Otro aspecto cuestionado, tanto por algunos hosteleros como por el presidente de la patronal, es que se impida la colocación de mobiliario con propaganda comercial.

Mal momento económico

Diversos profesionales del sector indicaron que este no es el mejor momento para forzar a los establecimientos a un desembolso económico. En este sentido, José Paz subrayó que la clientela en los negocios se ha visto sensiblemente reducida debido a la recesión económica.

Por su parte, un empresario indicó que actualmente ya resulta difícil mantener al personal y que no se considera oportuna la medida. El empleo de elementos visuales fuera de los locales también fue otra de las cuestiones tratadas.

Desde el momento en el que el documento se someta a exposición pública, el colectivo dispone de un mes de plazo para presentar alegaciones.

El pasado lunes, un grupo de hosteleros mantuvo un encuentro con el regidor ribeirense. Al parecer, uno de los objetivos era que la ordenanza se retirase del orden del día. El grupo volverá a reunirse con el mandatario.

Saber más...