El asesino del pobrense Yanki fue condenado a 16,5 años de prisión

El tribunal no impone la pena máxima porque Otero mostró arrepentimiento

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Solo una semana ha tardado la Audiencia de Santiago en dictar sentencia sobre el asesinato de José Manuel Fariña, Yanki, en A Pobra por una deuda relacionada con el tráfico drogas. La semana pasada se juzgó a los dos acusados. Alfredo Otero Mosconi fue declarado culpable por el tribunal popular y ahora ha sido condenado a 16 años y medio de prisión y al pago de 60.000 euros de indemnización a la familia de la víctima.

El otro acusado, Vicente H. C., al que la fiscal y la acusación particular pedían 20 años como presunto cómplice, fue declarado no culpable por el jurado debido a que no existían pruebas concluyentes que lo relacionaran con el crimen.

La sentencia considera probado que el 26 de enero del 2010, Alfredo Otero Mosconi quedó con la víctima a las 20.00 horas en un lugar conocido como O Campiño para hablar de los 10.500 euros que Otero le debía a José Manuel Fariña por un pedido de medio kilo de cocaína.

Otero llegó primero y esperó de pie. Cuando Yanki llegó en su coche, se le acercó y, aprovechando que era un lugar apartado y que ya había oscurecido, le pegó un tiro a bocajarro en la frente sin darle posibilidad de defenderse. Acto seguido, le remató con otro tiro en la sien izquierda y se marchó del lugar. La víctima quedó con vida, pero con gravísimos daños cerebrales que terminaron por causarle la muerte días después.

Versión no creíble

El jurado no creyó la versión del acusado, que alegó que era la víctima la que portaba la pistola y que el primer disparo fue fruto de un forcejeo y el segundo del «miedo insuperable» porque Yanki le había amenazado.

Los argumentos del acusado quedaron completamente desmontados durante la vista celebrada la semana pasada. El informe del Departamento de Infografía de la Guardia Civil concluyó que ninguna de las versiones ofrecidas por Alfredo Otero Mosconi eran acordes con las pruebas y los datos recogidos sobre los hechos. No concordaban, por ejemplo, las posiciones que relató el condenado, la trayectoria de las heridas o la posición en la que quedaron los casquillos de bala.

Fiscalía y acusación particular pidieron 20 años de prisión para Otero Mosconi. El tribunal ha considerado que el asesinato se produjo con alevosía, pero no le ha aplicado ninguna agravante y ha tenido en cuenta que el jurado mostró cierta compasión en el juicio por el arrepentimiento mostrado. Por ello, la Audiencia de Santiago le impone la pena en la mitad del grado mínimo posible. Otero ya lleva en prisión desde el 30 de enero del 2010.

Más información