Afectados por los ataques de lobos exigen más batidas para reducir las manadas

Comuneros y ganaderos se unen para pedir a la Xunta soluciones urgentes


NOIa / LA VOZ 08/12/2011 06:00 h

La ola de ataques de lobos en los montes de Barbanza durante los últimos años ha hecho que los dos colectivos con mayor representatividad en este espacio natural hayan decidido unirse para solicitar a la Xunta que incremente los permisos necesarios para realizar más batidas. El objetivo es reducir la población de cánidos que habita en esta sierra y que, según apuntan ambos colectivos, ha causado la muerte a cerca de «300 reses» de su propiedad durante el 2011.

La mancomunidad que aglutina a los comuneros, a través de su secretario, Manuel Santos, explica que «é necesario reducir as cabanas de lobos, non erradicalas, que son cousas diferentes. Nós xa tratamos este tema en asemblea, e todos mostraron a súa conformidade con esta decisión». Entre los ganaderos barbanzanos, uno de sus representantes, Manuel Boo, explica que «a Xunta ten que incrementar as esperas para reducir esta poboación, que é moi superior á feita pública polo Goberno galego».

Los ganaderos también quisieron salir al paso de las declaraciones hechas por la Consellería de Medio Rural. Este departamento del Gobierno gallego aludió hace unos días a Barbanza asegurando: «Trátase dunha zona na que o gando está só. Tamén existe ocultación dos ataques, motivada pola existencia de gando que non está dado de alta, situándose á marxe da legalidade».

Boo apuntó que todos los ganaderos cumplen con las normas establecidas por la Xunta desde hace cinco años y que sirvieron para solucionar los problemas históricos entre ellos y los comuneros: «Mandáronnos facer peches para gardar o gando en terreos cedidos polos comuneiros e o fixemos. Agora, escúsannos de non ter todo en regra e iso é mentira. Os que non cumpren son eles, que en cinco anos aínda non tiveron tempo de crear a comisión de seguimento para comprobar que nos montes estase cumprindo o que eles mandaron».

Debate político

Este problema fue ayer tratado en el Parlamento gallego. El director xeral de Conservación da Natureza da Consellería do Medio Rural, Ricardo García-Borregón, explicó que el Plan de Xestión do Lobo gallego prevé «o abatemento de exemplares naqueles lugares onde estea causando conflitos polos danos producidos e, así mesmo, cando se detecten problemas de posible hibridación».

Borregón abrió una puerta para el entendimiento con los ganaderos y comuneros al asegurar que «esta situación require a adopción de medidas urxentes. As recomendacións son limitadas pero claras, e recollen a eliminación de exemplares híbridos». El PSOE, por su parte, preguntó en el Parlamento cuántas batidas se realizaron, los motivos y los espacios en las que se llevaron a cabo.

Votación
5 votos