«La disciplina y el trabajo son fundamentales para triunfar en la vida»


Con 13 años, Manuel Abuín Queiruga iba a mariscar al río Ulla, y con 16 ya estaba en el Gran Sol, pero pudo dejar el mar y establecerse como funcionario de Correos y Telégrafos y como profesor en Pontevedra, oficios de los que se jubiló recientemente. -Empezó usted muy joven a trabajar. -Sí, era un niño cuando empecé a navegar y después estuve en el Gran Sol, en Canadá, en Nueva York y en África. Sin embargo, mi meta fue siempre dejar el mar. A base de mucho esfuerzo lo conseguí, teniendo siempre en cuenta que la disciplina y el trabajo son fundamentales para triunfar en la vida. -¿Qué destacaría de su vida? -Mi vida fue muy rica en todos los aspectos, y no cambiaría nada de lo que hice. Mi trabajo de marinero me permitió conocer mundo, y el de funcionario de Correos a mucha buena gente, lo mismo que el de profesor en la academia Castelao de Pontevedra, donde llevo ya 36 años. Lo que más me importa es continuar igual. -¿A qué aspira ahora? -A que mi familia y todo el mundo se puedan situar con un buen trabajo y puedan vivir decentemente. -¿Se considera usted de Rianxo o de Pontevedra? -Cuando me preguntan, siempre digo que a Pontevedra la llevo en el alma y a Rianxo, en el corazón.

Votación
5 votos