Inspección de trabajo obliga a corregir deficiencias en los parques de bomberos

Da la razón a los trabajadores en 18 de las 25 quejas formuladas


vilagarcía / la voz 02/03/2017 05:00 h

El comité de empresa del consorcio provincial de bomberos informó ayer de que inspección de trabajo ha abierto un procedimiento contra Matinsa tras comprobar que en los parques que esta gestiona -Ribadumia, Vilagarcía, Morrazo y Baixo Miño- se incumple la ley de prevención de riesgos laborales en 18 de los 25 casos denunciados por el comité. «La inspección de trabajo considera que la empresa no estaba cumpliendo con sus obligaciones y ponía en riesgo la seguridad de los bomberos tanto en tareas diarias, como en las intervenciones en las cuales es de aplicación la ley de prevención», señalan desde el comité.

Según informan estas mismas fuentes, la inspección ha dado un margen de tiempo a Matinsa para que solucione algunos de los aspectos denunciados. Pero otros, afirman los representantes de los trabajadores, «son de carácter inmediato». «Empezando -dicen los bomberos- por la descontaminación de los trajes de intervención con contaminaciones biológicas o químicas derivadas de intervenciones en industrias, incendios o accidentes de tráfico». Tras estos supuestos, los trajes deben ser tratados «por empresas especializadas, no por los propios bomberos». En ese sentido, recuerdan los trabajadores que «los bomberos de O Morrazo tuvieron que acudir a una excarcelación durante las labores de extinción del incendio en Fandicosta y lo hicieron con trajes contaminados por amoníaco».

Por otra parte, diversos equipos, como el que usan los profesionales de la unidad de buceo de Vilagarcía, «deben pasar todas las inspecciones que manda el fabricante». También los profesionales deben pasar reconocimientos médicos, y los buzos arousanos «no los habían pasado desde la entrada en el servicio de Matinsa». Revisar el material y retirar el caducado, reparar el vehículo nodriza de Porriño, que tiene una fisura en la cisterna de agua, y contar con emisoras que se puedan usar en atmósferas explosivas son otras cuestiones que se deberán corregir, bajo pena de sanciones que oscilan entre 2.000 y 41.000 euros.

Votación
2 votos
Comentarios