Cien metros cúbicos de tierra para el Mariscador

Los alumnos de jardinería iniciaron ayer la reforma del jardín que rodea a la emblemática pieza

.

o grove / la voz

Poner en valor la escultura de la Familia Mariscadora, al tiempo que se crea un nuevo jardín que impida a vecinos y visitantes subirse a esta pieza, es el objetivo del proyecto que los alumnos del taller de empleo de O Grove han diseñado para este espacio. Aunque los estudiantes llevan semanas trabajando en las tareas de diseño, fue ayer por la mañana cuando comenzaron con las obras. Precisarán cien metros cúbicos de tierra, que cubrirán buena parte de la escultura. La tarea, que será ardua, se demorará durante varias semanas.

El trabajo de los alumnos en esta rotonda comenzó con la retirada de las plantas que hasta ahora decoraban parte de este espacio. Posteriormente, revisaron los actuales sistemas de riego para comprobar que se ajustaban a las necesidades de su nuevo proyecto. Su tarea continuará hoy, con el aporte de tierra y piedras a la zona. Explica el profesor del taller, Iván Pérez, que la obra cubrirá con tierra un metro de altura de la escultura. Para ello, será preciso aportar entre ochenta y cien metros cúbicos de tierra. Se colocarán, además, algunas piedras.

Una vez rematados todos estos trabajos preparatorios, será cuando los alumnos puedan comenzar con la colocación de las diferentes especies de plantas. Desde el taller de empleo advierten que este será un trabajo que se prolongará en el tiempo. «Esta non é unha obra feita por unha empresa. É xente que está aprendendo e temos que combinar a teoría coa práctica», explica el docente. Calcula que «para Semana Santa, imos ter unha parte importante do proxecto avanzado».

El centollo de begonias rojas será de lo último que se coloque. Sobre esta pieza explica el profesor que el color se lo darán las hojas, no las flores. «Queremos xogar coa follaxe porque se o facemos con flor vai ser algo estacional, e nós queremos garantías de que vai estar todo o ano», añade. Una vez rematadas las obras, la imagen de este entorno cambiará por completo. Seguro que entonces serán más los turistas que se pararán para hacerse una fotografía con esta escultura. Claro que entonces ya no podrán subirse a ella.

Votación
1 votos
Comentarios