El Kemegal Cortegada resucita a tiempo

Las vilagarcianas ganan al Leganés y llegan con vida a la última jornada

.

Vilagarcía / La Voz 21/04/2017 19:19 h

Y al vigésimo primer rebote de Vandell Andrade, el Kemegal Cortegada resucitó. La caboverdiana capturó el rechazo de un tiro de Sara Gómez, se levantó y anotó la canasta, acompañada de la falta de Paula Justel. Anotó el adicional. Era la primera vez en los dos partidos de la fase de ascenso que el conjunto de Rubén Domínguez se ponía por delante en el marcador. Faltaban catorce segundos. A cuatro del final, la propia Justel anotó solamente el segundo tiro libre ?lo lanzó al tablero pero entró? y tras el tiempo muerto del técnico arousano y dos saques de banda Salomé agarró el balón, sufrió otra personal y anotó un punto más para colocar el 59-62 definitivo.

La victoria insufla vida al Kemegal Cortegada. E insufla, sobre todo, ánimos. La explosión de júbilo que se vivió al acabar el encuentro fue toda una liberación porque, en realidad, el conjunto vilagarciano ha tardado seis cuartos y medio en llegar a la fase. En el minuto 25 el marcador señalaba un 45-29 y, lo peor, las sensaciones eran idénticas a las del primer partido. La primera jugada del duelo contra el Leganés concluyó con lanzamiento triple de Amy Syll (el sexto de toda su carrera) que fue un air ball en toda regla. Un anticipo de lo que se avecinaba. Rubén Domínguez agotó sus dos tiempos muertos antes de llegar al minuto seis, cuando el marcador ya señalaba un preocupante 13-2.

Todos los signos aventuraban una catástrofe. Un triple de Lorena animó a las arousanas cuando el partido parecía que se escapaba y sirvió para comenzar una pequeña reacción que alimentaba la esperanza (30-22, min 17), pero al descanso todo parecía complicado: 35-24. Y más que se complicaría. Con 45-29 Rubén Domínguez pidió un tiempo muerto y ahí comenzó la remontada. Se aceleró con un triple de Miriam y otro de Salomé, que a esas alturas ya se había echado el equipo a las espaldas. Los seguidores desplazados a León sí creían y recreaban el ambiente de Fontecarmoa empujando a las suyas.

A cuatro puntos se colocó el Kemegal Cortegada para comenzar el último cuarto (46-42) aunque no fue bueno el inicio y el Leganés tomó aire (50-42, min 32). Pero ya tenía el miedo en el cuerpo. Y más que tuvo, cuando a falta de cinco minutos Ezej era eliminada. Andrade volaba por encima de todas. Tocaba todos los balones y sumaba rebotes sin parar en ambas canastas. A falta de 1 min 59 segundos el Kemegal Cortegada se colocaba a un punto y a 1 min 15 segundos Sara Gómez empataba el partido. Marinacci falló un triple y Andrade, por supuesto, capturó el rechace en defensa. La última bola era para el Kemegal Cortegada. Sara asumió la responsabilidad y Vandell puso todo lo demás.

Votación
2 votos