OPINIÓN

«By the face»

Con estropicios como el que Augas de Galicia acaba de firmar, no es extraño que cada vez resulte más difícil convencer al personal de que lo correcto es atenerse a los procedimientos reglados y confiar en la Administración. Ahí mismo, junto al parque de A Coca, se abre una descomunal zanja. En excavarla se han empleado medio millón largo de euros sin que ahora sepamos si van a servir para algo más que hendir la tierra. Los infractores, oyendo llover. Y el diccionario, tan preciso como siempre: «Negligencia: descuido, falta de aplicación».

Votación
0 votos
Etiquetas
Augas de Galicia
Comentarios