20/02/2014 06:56 h

Los temporales de las últimas semanas dejaron al descubierto en el islote de San Sadurniño una muralla de la época en la que la zona estuvo habitada, a finales de la Edad Media. Y en esa zona, un vecino de San Tomé recuperó la semana pasada restos de cerámica, conchas e incluso huesos, aunque todo parece indicar que de origen animal. El vecino se dirigió al Concello de Cambados para informar sobre el hallazgo, aunque los materiales recuperados, al parecer, están en poder de un profesor de Historia que tiene previsto estudiarlos.

Según indicó el Concello, y a falta de que se haga un estudio más detallado, los restos podrían proceder de los asentamientos de finales de la Edad Media que había en la zona. Los restos de cerámica se componen de una pieza grande color marrón que podría ser el cuello y la parte central de una vasija del siglo XV o XVI que seguramente utilizaban los moradores como recipiente para líquidos. En cuanto a las conchas, serían restos de moluscos, ya que los habitantes de la zona también se alimentaban de marisco. El vecino de San Tomé que encontró los restos recogió también huesos. A falta de un estudio más concienzudo, todo parece indicar que son de cabra, oveja o cerdo; en cualquier caso, de un animal doméstico y no de personas. Todos ellos serían, por lo tanto, vestigios caseros de los antiguos pobladores del islote de San Tomé, que estuvo habitado a finales de la Edad Media.

Estas son las conclusiones provisionales que sacó el arquitecto municipal, Ángel Acuña, que ayer visitó la zona en la que fueron hallados los restos. Las definitivas están a la espera de un estudio más pormenorizado, pero ahora mismo el hallazgo no está en poder del Concello, ya que el vecino los dejó en manos de un historiador local, tal y como indicaron ayer desde la Administración local.

Conservación

En todo caso, el Concello de Cambados mantiene su idea original de llevar a cabo en la zona una actuación blanda que permita al menos conservar lo que el temporal dejó a la luz y evitar así su deterioro.

Ahora mismo, la administración local carece de fondos para una actuación más compleja y no tiene pensado sacar a la luz el muro habitacional de cuya existencia ya se sabía y que quedó al descubierto ahora con los temporales. Y en todo caso, llevar a cabo una actuación sin una planificación oportuna y sin los medios adecuados podría poner en peligro su conservación.

Votación
2 votos