«Mi cuerpo es mío, no es del ministro Gallardón»

Una treintena de vilagarcianas intentaron registrar su persona como protesta por la ley del aborto

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
A la cita acudieron amas de casa, trabajadoras y hasta estudiantes que dejaron el instituto. martina miser

Se hizo en grandes ciudadades como Madrid o Barcelona, pero también en Vilagarcía, donde la artista Martazul logró convocar a una treintena de mujeres en un acto entre creativo y reivindicativo en protesta por la ley del aborto que prepara el Gobierno central.

La cita se propagó a través de las redes sociales, que recogieron una iniciativa de la artista madrileña Yolanda Domínguez, que invitaba a participar en una performance a todas las mujeres que quisieran protestar de forma original contra el anteproyecto de ley.

Y en Vilagarcía fueron bastantes las que se sumaron a la convocatoria. Amas de casa, trabajadoras y jóvenes que tuvieron que dejar las clases del instituto en una rápida escapada se reunieron a las diez de la mañana delante del Registro de la Propiedad -en la calle Rey Daviña- con la intención de registrar su cuerpo. Aunque sueñe extraño, querían de esa manera «dejarle claro al ministro Gallardón que mi cuerpo es mío. no suyo, y que no va a ser él el que decida». Así que todas ellas se equiparon de impresos de registro y subieron a las oficinas, en la primera planta, con la intención de registrar su cuerpo. En las casillas que había que completar para la solicitud cada una puso lo que consideró conveniente plasmar en su protesta.

Sin embargo, el registro en sí no pudo hacerse efectivo. Como les explicaron los trabajadores del servicio, una vez recuperados de la sorpresa, el registro de Vilagarcía es solo para bienes inmuebles -es decir, edificios y propiedades que, como su nombre indica, no pueden ser trasladados de un lugar a otro-. El cuerpo que uno habita es, por lo tanto, un bien mueble, y para el registro de este tipo de propiedades hay que acudir a Pontevedra, a la dirección que los funcionarios del registro dieron a las mujeres.

El objetivo de la campaña, con todo, estaba conseguido. Martazul recogió todos los impresos y tenía previsto enviárselos a Yolanda Domínguez para que constase la reivindicación. Y por supuesto, que Vilagarcía estuvo allí.

No pudieron realizar el trámite porque no se trataba de un bien inmueble