cholo dorgambide el futuro de la gestión del tráfico

«Si alguien se sintió molesto con mis palabras, pido disculpas»

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

El concejal de Seguridade Cidadá de Vilagarcía emitió ayer un comunicado con el que quiere aclarar su punto de vista y su actuación acerca de la controvertida privatización del control del tráfico en la ciudad. Y, en concreto, la indignación que cunde entre la Policía Local con respecto a determinadas declaraciones acerca de su labor. «Es probable que algunas de mis manifestaciones fuesen desafortunadas y no voy a entrar en si fueron justa o injustamente interpretadas, porque eso no contribuirá más que a desviar la atención. Quien me conoce sabe que no es ni mi estilo ni mi intención molestar a nadie. Aún así, si alguien se sintió molesto, incluso por interpretaciones de mis palabras, le ofrezco mis disculpas», apunta en primer lugar Cholo Dorgambide.

No obstante, el único edil de Ivil entiende que «solo se equivoca el que la hace». Y, a riesgo de equivocarse, habla en nombre del bipartito conservador a la hora de anunciar una solución integral para el tráfico: «Hasta dónde se extenderá la zona azul, si esta será de pago o no, y de ser de pago, en qué cuantía; si una parte o el todo de la gestión del tráfico se realizará a través de una empresa, son cuestiones que por ahora simplemente están en estudio. Otra cosa es que en el presupuesto tengamos que prever los ingresos. Porque para eso es un pre-supuesto», añade Dorgambide, al tiempo que pide «un poco de cordura en este debate, que será fundamental para lograr la ciudad que queremos».

El responsable municipal de Seguridade garantiza que pondrá todo de su parte en un empeño que, subraya, no es exclusivo del actual gobierno, ni siquiera de las diferentes formaciones que lo han gestionado a lo largo del tiempo: En el caso del tráfico, en cómo articular el derecho de residentes y transeúntes, en cómo compaginar el uso del coche con la humanización de las calles, y en cómo garantizar la seguridad vial, hay que tomar decisiones. Lo tenemos claro nosotros; lo tuvo claro el gobierno anterior, que encargó un plan de movilidad; lo tienen claro comerciantes, empresarios y hosteleros; lo tiene claro la Policía Local; y lo tienen claro los ciudadanos».

«No se trata -concluye el edil- de un afán recaudatorio, sino de buscar soluciones», por mucho que tales medidas supongan un incremento de la recaudación. La simple concienciación, lamenta Dorgambide, no basta, «pero solo los que se empeñan en poner en peligro la seguridad de los demás o en aparcar donde les place deberían estar preocupados».