Ravella prevé cobrar una cuota mensual de hasta 30 euros por los locales de ensayo

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

A última hora de la tarde de ayer el concejal de Cultura de Vilagarcía, Francisco González, mantenía una reunión con los usuarios de los locales de ensayo del auditorio en la que les exponía que el funcionamiento de este servicio supone para el Concello un desembolso de 25.000 euros anuales, un gasto que la Administración local asumía en solitario hasta ahora pero que ya no está dispuesta a mantener, al menos no en su totalidad.

El departamento de Cultura ha elaborado un estudio de viabilidad en el que concluye que, dado que la media de usuarios se sitúa en 38, el coste medio por cada uno de ellos puede cifrarse en 600 euros. Para elaborar ese estudio se tuvieron en cuenta criterios como el consumo eléctrico facturado, las horas extraordinarias realizadas por el personal municipal para mantener abiertas las instalaciones, los costes de limpieza y los gastos de mantenimiento de los equipos.

La propuesta que el concejal de Xuventude presentó a los usuarios, y que pretende llevar al pleno, es establecer unos precios públicos que diferenciarían entre solistas y grupos. Se establecería una cuota mensual para cada modalidad y se determinaría también que las cuotas serían más reducidas para los usuarios empadronados en Vilagarcía. Hasta el momento, los usuarios solo abonaban una fianza de treinta euros que se les devolvían cuando vencía el año o solicitaban la baja.

En función de todas estas variables, el precio de matrícula se sitúa entre los treinta y los 150 euros, mientras que las cuotas van desde los diez euros de la más baja a los treinta de la más alta. Los ingresos por matrícula se destinarían a la reposición de equipamientos y al arreglo del material deteriorado, mientras que los mensuales se dedicarían a hacer frente a los costes fijos de las instalaciones.

El concejal también tenía previsto informar a los usuarios de los locales de las novedades que se incluirán en el reglamento de usos. Además de la diferenciación entre las salas, se fija el tramo de edad entre los 14 y los 30 años. También se especifica el procedimiento de solicitud de los locales, así como las obligaciones de los usuarios, entre las que se incluye la de realizar una actuación gratis al año.