Fexdega hace sitio al pádel antes de reabrir el concurso

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
El Concello ha despejado 2.000 metros cuadrados y fijado definitivamente las pistas. mónica irago

Perseverancia e interés por el proyecto no faltan, desde luego, en el seno del gobierno local de Vilagarcía acerca de la concesión de 2.000 metros cuadrados del recinto de Fexdega para la implantación de un complejo de pádel de gestión privada. Esta semana, aunque el segundo concurso ni siquiera ha sido aprobado por el patronato de la fundación después de un primer naufragio, el Concello ha modificado la posición de las pistas deportivas del complejo para despejar el espacio que ocupará la nueva instalación.

En realidad, explican fuentes municipales, las cuatro pistas desmontables sobre las que desde el inicio de curso se ejercitan varios equipos de deporte base no disponían más que de una ubicación provisional. Ni siquiera, aclara la Fundación de Deportes, habían sido fijadas al solado del recinto ferial. La intención de Ravella, añaden las mismas fuentes oficiales, era proceder a esta reorganización definitiva en noviembre, hace por lo tanto tres meses. Sin embargo, tanto la celebración del salón de bodas, el único evento realmente ferial de todo el ejercicio en Fexdega, como la coincidencia con las fiestas navideñas, aconsejaron retrasar esta intervención hasta el inicio del nuevo año. «No es, por tanto, algo que improvise, sino una decisión adoptada hace tiempo», argumenta el Concello. En todo caso, reconoce el gobierno local, sí se aprovecha el momento para despejar la superficie que exige la futura concesión.

Por si todo lo que rodea al pádel no haya transcurrido por cauces lo suficientemente confusos, la Fundación de Deportes introdujo un nuevo matiz de incertidumbre al asegurar que «la intención es realizar una concesión en Fexdega, sea para el pádel o para otro uso diferente». No parece, sea como fuere, que el propósito de Ravella se haya reorientado hacia otra disciplina deportiva. Nadie, al menos, lo ha planteado abiertamente desde la cúpula del Concello.

Al primer concurso se presentaron dos empresas. Quedó desierto por un defecto de forma similar en ambas. El siguiente patronato sembró otra sorpresa al tumbar la iniciativa de Ravella de abrir una segunda licitación. Ahora, la alcaldía está dispuesta a esperar a que la Diputación se integre en la fundación.