El tren del Puerto atravesará Vilagarcía en horario diurno

La comunidad portuaria constata que la idea de que circule de noche es casi imposible desde un punto de vista técnico

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

No importa si son consignatarios, operarios a pie de grúa, gestores u oficinistas. El conjunto de la comunidad portuaria de Vilagarcía coincide a la hora de valorar la extensión del ferrocarril como un proyecto vital para garantizar la competitividad y el futuro del movimiento de mercancías. Si las obras continúan al ritmo actual, la primera fase de esta intervención, presupuestada en 5,9 millones de euros, podrá inaugurarse en pocos meses, mayo o junio. Lo que difícilmente será posible es que el tren que en un primer momento dará servicio a los muelles Comercial y de A Comboa circule únicamente de noche. «Desde un punto de vista técnico, algo así resultaría demasiado complejo», reconocen fuentes de la propia institución arousana.

Los problemas parten de las cuestiones más básicas para proyectarse hacia los aspectos más complejos de esta actuación. Hace 16 años, cuando el entonces presidente de la Autoridad Portuaria, José Luis Rivera Mallo, estrenaba la recuperación de la vía de O Ramal, los técnicos constataron que el ruido del convoy, descendiendo hacia el área del Puerto, era poco menos que infernal. «Durante el día se camufla entre el sonido del tráfico y la vida de la ciudad, pero de noche se escucharía hasta en Vilanova», asevera un buen conocedor del movimiento de los muelles vilagarcianos, que asistió a las pruebas realizadas por aquel entonces.

La razón de tanta molestia es sencilla: la estación de ferrocarril se halla a una cota bastante más alta que la zona portuaria. En consecuencia, los trenes que descienden hacia los muelles tienen que circular, necesariamente, frenados, para evitar un fatal descarrilamiento. Lo malo es que el estruendo que tal operación generaría por la noche despertaría a los vecinos de media capital arousana.

En principio no habría demasiados problemas desde el punto de vista de los operarios de Renfe, puesto que existen brigadas itinerantes que podrían encargarse de abrir la estación y la vía portuaria puntualmente, en horario nocturno. Sin embargo, la capital arousana en absoluto es independiente a la hora de operar los trenes del Puerto. Con un volumen de tráfico ferroviario muy discreto, la institución depende de la cabeza tractora que funciona en Pontevedra para mover los convoyes. Una dificultad añadida a la hora de hacerlos circular de noche.

Comentarios
Opinar
*Todos los campos son obligatorios ( Normas de uso )
Datos personales
Opinión
La vía portuaria discurre frente al parque de los bomberos. m. miser