La escasez de agentes lastra la seguridad ciudadana en O Salnés

En tan solo dos días se produjeron cuatro robos en la comarca

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Una vez más, la realidad oficial se contradice con la real. En la misma semana en la que el subdelegado del Gobierno en Pontevedra anunciaba un descenso de un 23,5 % de la siniestralidad en Vilagarcía, los comercios de la ciudad sufrieron dos nuevos robos, a los que se suman los registrados ya hace quince días y que, supuestamente, se saldaron con la detención de sus dos presuntos autores.

A los atracos en Vilagarcía se suma otro más en la casa de un concejal de Pontecesures, y un día antes, un cuarto en una vivienda de Vilanova. Todo ello ha generado una inquietud entre los vecinos de la comarca a la que las fuerzas del orden hacen frente con dificultades debido a la falta de medios que padecen a causa de la crisis. Sobre todo, de personal.

Los robos en Vilagarcía se perpetraron en la librería Arines -establecimiento en el que entraron de madrugada tras romper el cristal para llevarse cerca de mil euros-, y en una mercería de la plaza de España.

Ante esta nueva oleada de atracos, los comerciantes de Vilagarcía piden más presencia policial, pero los mandos lo tienen difícil para reforzar las patrullas porque escasea el número de agentes.

Ya trascendió lo que ocurre en la Guardia Civil, donde una sola patrulla del cuartel de Vilagarcía cubre toda la comarca. Pero con la Policía Nacional y con la Local pasa tres cuartos de lo mismo.

La comisaría de Vilagarcía estaba bien servida hace un tiempo, porque todos los años le llegaban unos diez agentes en prácticas, y a veces coincidían los de varias promociones, con los que la plantilla se incrementaba en unos veinte efectivos que se dedicaban, sobre todo, a patrullar las calles. Pero entonces salían cada año unas mil plazas, y ahora, solo 150 nuevos policías que se quedan en las grandes ciudades. Además, hace tiempo que no se cubren las bajas ni las jubilaciones, y parte de la plantilla se dedica, en realidad, a funciones de antidisturbios o labores para la Xunta que nada tienen que ver con la vigilancia de las calles.

En la Policía Local de Vilagarcía pasa lo mismo. Para empezar, con el plan de austeridad, los concellos ya no pueden hacer nuevas contrataciones, y para ahorrar, no se realizan horas extras. La plantilla consta de 42 agentes, el mismo número que hace años, y entre permisos, bajas y días libres, es muy difícil que haya más de tres al día patrullando las calles.

Este es uno de los motivos aducidos por el concejal de Seguridad Ciudadana para implantar el cobro en la zona azul, porque Cholo Dorgambide admite que carece de agentes que controlen los discos horarios.

Y así, hay ciudadanos que se preguntan si en ese descenso de faltas y delitos no tiene que ver el hecho de que no haya agentes para investigarlos, con lo cual, algunos ni existen.

Son los que patrullan las calles a diario, lo que impide regular la zona azul

3

Agentes locales

Más información Selección realizada automáticamente

 

Comentarios
Opinar
*Todos los campos son obligatorios ( Normas de uso )
Datos personales
Opinión