La comarca pierde dos millones de euros por la falta de berberecho

Esa cantidad es similar al presupuesto que maneja cada año Pontecesures

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Que el berberecho prácticamente haya desaparecido de los bancos de la ría de Arousa no es una cuestión baladí. Ese marisco, pese a su imagen de producto modesto y discreto, ha sido siempre un pilar sólido de la economía de muchos puertos de la zona sur. En el 2011, cuando la marteilia aún no había causado estragos en la ría, la venta de berberecho dejó en las lonjas 2.973.506 euros. El año pasado, tras la entrada en escena del parásito, la facturación generada por el berberecho cayó por debajo de los dos millones, hasta los 974.304 euros. La cuenta es fácil: la zona sur de la ría de Arousa se quedó sin dos millones de euros. Una cantidad ligeramente superior al presupuesto que manejó el Concello de Pontecesures durante el 2012 para atender las necesidades de su 3.000 vecinos.

Que esos dos millones de euros no hayan llegado a las lonjas no solo ha tenido efectos devastadores en algunas de ellas, que han cerrado el 2012 en números rojos. La desaparición de ese producto ha provocado, también, el colapso en la economía de los mariscadores de a flote, especialmente de los que acuden a Os Lombos do Ulla, vivero del que salía hasta un tercio del berberecho producido en la ría de Arousa. Pero los efectos de la desaparición del berberecho van mucho más allá y han llegado al comercio de casi todas las localidades de O Salnés, donde esos dos millones de euros se han convertido en dos millones de gotas más para colmar el vaso de la crisis.

Lo peor de la mortandad provocada por la marteilia no son los dos millones de euros que ya se han dejado de ingresar, si no todos los que aún podrían perderse si se cumplen los malos augurios sobre la evolución de esa enfermedad. Tanto los mariscadores como los científicos coinciden al apuntar que el parásito -que no tiene efectos sobre la salud de los humanos, pero que resulta mortal para el marisco- ha afectado tanto al berberecho de talla comercial como a la cría. Así que la próxima campaña, especialmente en el gran vivero de la desembocadura del Ulla, se da por perdida.

Para recuperar la producción, la Xunta prepara la introducción de lotes de berberecho de Noia en Os Lombos y O Sarrido, dos criaderos naturales de esta especie. De cómo funcionen esas pruebas dependerá que el tiempo de recuperación del berberecho, «el oro blanco» sea más o menos lenta.

Más información Selección realizada automáticamente