Imagen:En la zona se han encontrado numerosos restos de cerámica.

Roban una carpa y material de trabajo de la excavación del Monte do Castro

Los arqueólogos encontraron restos de una vivienda y trozos de cerámica


vilagarcía / la voz

Los trabajos de excavación del Monte do Castro, en Ribadumia, avanzan a buen ritmo. En solo unas semanas, los técnicos ha realizado infinidad de descubrimientos que les permiten conocer más de cerca cómo era la vida en este asentamiento en el siglo I antes de Cristo. Pero los arqueólogos se han encontrado con un problema que demorará su labor: durante el pasado fin de semana un grupo de vándalos accedió al recinto para robar numeroso material, como una carpa de 144 metros cuadrados. Diputación y Concello de Ribadumia quisieron ayer hacer un llamamiento a los vecinos, para que se conciencien de la necesidad de proteger este espacio.

Según la denuncia presentada ante la Guardia Civil, los hechos tuvieron lugar durante el pasado fin de semana. Un grupo de vándalos accedió a al excavación, que se encuentra sin ningún tipo de protección, para robar diverso material. Los ladrones se llevaron el toldo de una de las carpas que se encargaba de proteger el yacimiento. Este tenía una extensión de 144 metros cuadrados. También causaron serios daños en la otra carpa, que se hallaba en las inmediaciones. Además, forzaron la puerta de la caseta de obras y se llevaron diverso material de excavación, como paletas, sachos y palas, y un generador eléctrico valorado en 1.500 euros.

Ahora los responsables de la excavación, en la que se encuentra técnicos de la Diputación y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, han tomado medidas de seguridad. Todas las tardes, trasladan el material a un edificio cedido por el Concello de Ribadumia. También van a retirar las carpas, lo que impedirá que puedan trabajar los días de lluvia.

Un rico yacimiento

Los arqueólogos destacaron ayer la riqueza del yacimiento de Ribadumia. Los trabajos se han dividido en tres zonas. En la primera de ellas se han encontrado restos de lo que fue una vivienda típica de estos asentamientos. Tiene forma circular y cinco metros de diámetro. A su lado se está excavando una cabaña ovalada, que podría haber sido un granero o un establo para los animales. A su alrededor se ha encontrado cerámica común de cocina. Se trata de materiales castrexos, que debieron ser elaborados por los propios habitantes de la zona.

Un taller de artesano

En la segunda zona en la que se está excavando, en cambio, los arqueólogos han encontrado una cabaña central que es mucho más pequeña y tiene una estructura circular. Por la forma, los técnicos consideran que esto debió ser en su día un espacio de trabajo para algún tipo de artesano. Sus teorías se confirman con el hallazgo de numerosos restos de cerámica en una parcela cercana.

La tercera excavación ha dejado al descubierto la estructura más atípica de este entorno. Se trata de un espacio de forma rectangular que, se sospecha, pudo haber sido un espacio de almacenaje del grano o un establo para el ganado.

El yacimiento se encuentra abierto al público y, todos los días, se organizan visitas guiadas por el mismo. Para poder participar en una de ellas solo es preciso apuntarse en la Diputación o en el blog del propio yacimiento. Las visitas se pueden realizar durante las mañanas de lunes a viernes. Además, los técnicos ofrecen todas las explicaciones posibles a los vecinos que, sin previo aviso, se acercan por la zona.

Votación
0 votos
Etiquetas
CSIC Guardia Civil Comarca do Salnés Vandalismo Ribadumia