El camino en una foto antigua.

Las obras destapan la pasarela antigua de la iglesia vilagarciana

Los restos aparecieron en una cata previa a la petonalización de una calle


vilagarcía / la voz

Se sospechaba que podía ocurrir y todo indica que ha ocurrido. Los trabajos de peatonalización que se realizan en el casco urbano de Vilagarcía parecen haber descubierto vestigios de la antigua ciudad bajo el suelo de la calle Arcebispo Andrade, cerca de su confluencia con la plaza de España.

Según explicaba ayer la concejala de Xestión do Territorio, Tania García, a pesar de que no estaba previsto en el proyecto inicial, el director de las obras que se realizan en el entorno de Castelao, Carlos Berride, decidió, teniendo en cuenta que se trata de una zona sensible, hacer algunas catas previas para comprobar si Vilagarcía todavía guarda en sus entrañas el testimonio de su pasado. No hizo falta ir más allá de la primera para que hayan aparecido restos de una antigua construcción. Aunque los trabajos arqueológicos deberán confirmarlo en los próximos días, se sospecha que lo que ha salido a la luz pueden ser los vestigios del antiguo camino real que unía el convento de Vista Alegre con la iglesia parroquial.

En previsión de que esto pudiese ocurrir, el director de las obras se había documentado con fotografías y documentos antiguos y sospecha que, efectivamente, los restos que han aparecido pueden pertenecer a la antigua pasarela de piedra que discurría por este lugar.

El descubrimiento tuvo lugar a última hora de la mañana de ayer y hoy mismo será dado a conocer al departamento de Patrimonio de la Xunta de Galicia, que será el encargado de dictaminar las actuaciones que deben realizarse.

A pesar de que esta circunstancia podría suponer un retraso en las obras de peatonalización de este entorno, la concejala de Xestión do Territorio se mostraba ayer emocionada con el descubrimiento. «Siempre es ilusionante descubrir los restos del pasado», decía. Al mismo tiempo, adelantaba que el Concello va a velar por la conservación de ese patrimonio.

Las obras de peatonalización previstas en Arcebispo Andrade tenían como cometido rememorar ese paso histórico que antiguamente unía la iglesia parroquial de Santa Eulalia con el pazo y el convento de Vista Alegre a través de un puente levantado sobre la marisma, que cruzaba por Arcebispo Andrade y llegaba hasta las puertas del templo. De esa antigua construcción solo se conserva el puente de piedra que cruza el río de O Con en ese punto, a la altura del conjunto monumental. De todo lo demás no quedan más que testimonios gráficos. Al menos, hasta ayer.

La estructura que parece haber salido a la luz en estas catas era originalmente de madera, y fue sustituida por piedra a principios del siglo XIX. Durante más de doscientos años la iglesia y el convento estuvieron conectados por ese puente que salvaba las marismas que entonces llegaban hasta la parroquial.

Aunque el descubrimiento de estos restos entraba dentro de las posibilidades, el director de obra recordaba ayer a la concejala Tania García que en los años noventa se habían realizado en esa zona obras de saneamiento y no se había detectado nada. Ahora será Patrimonio el que tenga la última palabra sobre el valor de los restos que ayer aparecieron en el subsuelo vilagarciano.

Votación
5 votos
Etiquetas
Xunta de Galicia Comarca do Salnés Vilagarcía de Arousa