Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Una mujer de 42 años muere en su cama al incendiarse su casa en Viveiro

Dormía una siesta mientras una hija y su madre estaban en el bajo de la vivienda

S.S.La Voz / Viveiro, 03 de marzo de 2016. Actualizado a las 05:00 h. 18

0
0
0
0

Una mujer de 42 años, María Ángeles Dovale Cao, murió este miércoles al incendiarse su casa, situada en el número 7 de Vilar-Feira de Galdo (Viveiro). El fuego se declaró poco después de las cuatro de la tarde en la vivienda que ocupaba con su madre y sus dos hijos. El cuerpo de la mujer apareció calcinado en la cama, en el dormitorio del primer piso situado sobre la cocina, donde se había retirado para dormir una siesta. Algunos vecinos explicaron que últimamente la mujer tenía la salud delicada.

Al parecer, la madre y la hija de la víctima estaban en la cocina cuando oyeron gritar «arde a casa». De nada sirvió que la chica, estudiante de un ciclo formativo, subiera al piso para ayudar a su madre. Dicen que abrió la puerta del dormitorio, pero las llamas le impidieron entrar e incluso sufrió quemaduras en la frente y el pelo. Luego, salió de la casa y paró un vehículo que circulaba por la carretera para avisar a las emergencias.

El suceso impactó a los vecinos que se acercaron al lugar. Allí estaban los dos hijos de la fallecida: la joven estudiante y su hermano, al parecer mellizo, que trabaja en una pizzería de Viveiro. La chica, en estado de shock, fue trasladada al Hospital da Costa. La madre, sentada frente a la casa y consolada por los que se congregaron en el lugar, se lamentaba de este nuevo golpe: «Xa perdín outra filla, á miña nai, e agora a esta filla». Un hermano y otros familiares asistieron al drama.

Intentaron salvarla

La casa ardió durante horas pese al esfuerzo de los bomberos de Viveiro. Algunas fuentes señalaron que los primeros en llegar fueron unos obreros de la Diputación de Lugo que trabajaban cerca y que acudieron al ver el humo. «Traballaron moito», señalaban. Uno de ellos, junto con dos policías de la comisaría de Viveiro, intentaron entrar al dormitorio, pero era imposible debido a la voracidad de las llamas. Las maderas de la vivienda alimentaban el fuego, provocando que se hundiera el techo de la casa además del suelo del primer piso.

En el dormitorio de la víctima solo quedó parte de la cama, sujeta por dos vigas maestras, lo demás se había desplomado. Hacia las seis y media de la tarde, los servicios de emergencia sacaron el cadáver de la habitación con ayuda del camión escala de los bomberos. El cuerpo fue depositado a unos metros de la casa y una hora más tarde fue trasladado a Lugo para practicarle la autopsia.

Ahora habrá que determinar las causas del incendio. Algunos familiares comentaban que la cocina de leña estaba encendida y quizás pudo prender fuego en la chimenea, que subía junto al dormitorio de la mujer.

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 0